Cursos Formación Universitaria

Lo habitual es que una persona desempleada esté buscando trabajo, pero no cualquier empleo, sino aquel que de razón a su vida. De esta forma, surgen dos palabras: elegir y sentido.

1

Hoy en día, el mercado laboral está cambiando y mucho. Ya no es cuestión de conformarse con lo primero que uno encuentra, hay que ir más allá e intentar dedicarse a algo que realiza y ayuda a crecer como persona.

Para ello, es importante tener precisión a la hora de elegir la formación, es clave para plantar esa semilla que luego dará los buenos frutos. Se trata de valorar de forma conjunta lo que uno quiere, lo que le motiva y lo que pretende conseguir en su futuro.  Aquí nuestra oferta formativa.

Llegada a este punto, tiene  que ser la propia persona la que valore y entienda que es ella misma la que dispone de la capacidad de elegir. En ocasiones, cuando el mercado parece limitado, la capacidad de seleccionar puede parecer excesiva, ilusa, pero no lo es. No hay que perder el sentido de trascendencia que tiene cada decisión,  por lo que es importante buscar el apoyo en el entorno más cercano y  poder encauzar con ellos el futuro profesional deseado de una manera más eficaz y cómoda.

Por ello, como ya hemos indicado, debes elegir formación, proyectos y relaciones profesionales que te den esperanza. Así que presta atención al siguiente ejercicio práctico:

  • Escribe 5 proyectos, empresas, profesionales y equipos de trabajo que te inspiren y hagan soñar. Si son de tu entorno, mejor que mejor. Mientras lo haces, observa tu pensamiento, analiza lo que sientes y determina con que emociones conectas. La ilusión puede ser la principal. Esto te aclarará mucho tu camino.
  • Luego, a esas personas, entidades, empresas y demás, hazle saber tu interés, sin crear expectativas concretas, pero que sepan que estás ahí. El simple hecho de compartirlo dará forma a tus objetivos y será el primer paso para conseguirlo.

 

Y para finalizar, aplica coherencia y cuestiónate si realimente puedes alcanzar lo que quieres conseguir. Los objetivos deben ser alcanzables. Si la respuesta es SI, estarás a punto de encontrar la actividad, los proyectos y las relaciones profesionales que te harán vibrar. Recuerda, se trata de elegir y dar sentido, ¡de ti depende!

El emprendedor “Todoterreno” también apuesta por la formación

Los emprendedores tienen 2 habilidades muy bien definidas como son la constancia y la definición de objetivos. Esto les hace ser unos profesionales distintos, unido a otras capacidades que se van entrenando día a día y que permiten alcanzar el éxito profesional.

 1

En este post, vamos a analizar algunas de estas competencias:

El entusiasmo

Un emprendedor es un verdadero entusiasta de todo lo que hace. La pasión es su motor y el día día se convierte en una carrera de fondo con sus subidas y bajadas que requieren de una postura positiva en todo momento para poder llevarlo bien.

La formación en el emprendedor

La formación en el emprendedor es clave para ejecutar sus ideas con garantías. Las buenas intenciones, las ayudas y los deseos no son suficientes por sí solas, se necesita además de formación específica.

El emprendedor debe conocer las metodologías que le permitan reducir el riesgo a la hora de lanzar sus proyectos al mercado, por lo que deben encontrar formación para emprendedores diseñadas con este fin. Te animamos a que visites nuestra web www.formacionuniversitaria.com  y eches un ojo.

También es muy importante la formación económica y disponer de los conocimientos financieros suficientes para conseguir que la empresa gane y no pierda. La solvencia no llega a fin de mes si no se tiene el saber suficiente.

Mirar hacia el futuro

El emprendedor también debe tener instinto para los negocios, esa visión que permite anticiparse a las exigencias de los consumidores antes de que lo cree la competencia.

Proactividad

¡Muy importante! Hay que estar en alerta, analizando las posibles mejoras y oportunidades de negocio. Esto es vital para el crecimiento en positivo de toda empresa. La creatividad también es otro gran valor, sobre todo cuando ayuda a alcanzar los objetivos definidos.

Ser un buen comunicador

Comunicar de forma precisa es una herramienta muy positiva para conseguir clientes potenciales. El emprendedor tiene que desarrollar tanto habilidades de comunicación interna como externa. Aquí igualmente contar con formación es marketing es un gran extra.

Saber resolver conflictos

La vida de un emprendedor no  está exenta de enfrentamientos, por lo que habrá que resolverlos de forma rápida y eficaz. Para ello, es también vital contar con organización y planificación en el diseño de los proyectos, intentando controlar los elementos que intervienen en la idea de negocio.

 

 

Encontrar un empleo requiere de constancia y conocimiento, pero también de transformación. La persona que realiza una búsqueda se debe llenar de nuevos propósitos e iniciar un proceso de cambio.

1

Para ello, vamos a compartir con todos vosotros las “siete formas inteligentes” que ha publicado Anxo Peréz que te ayudarán a conseguir un nuevo empleo.

 Para quién no lo conozca, Anxo es autor del libro más vendido en España tras los primeros 50 días de su publicación: Los 88 peldaños del éxito. Además, es un importante conferenciante y famoso por distintos métodos de enseñanza de idioma.

 Hazte único

 Diferenciarse es muy importante y más a la hora de ir a una entrevista de trabajo. La clave es que el entrevistador consiga recordarte y distinguirte de los otros candidatos. Por ejemplo, puedes sobresalir por saber hablar chino.

 Hazte indispensable

 La especialización se antoja como necesaria en pleno siglo XXI. Son numerosas las personas que tienen un gran conocimiento y preparación, pero vencerá el que conoce mucho de un aspecto muy concreto.

 Insistir en una habilidad única que se cotice en el mercado, ayudará a seducir a las empresas y serán ellas la que acudan a ti.

 Hazte visible

 El trabajo lo encuentran tus embajadores, es decir, tus círculos más cercanos. La forma más habitual de hallar un nuevo empleo es a través de amigos, personas cercanas, conocidos, amigos y familiares. No quiere decir que sean ellos directamente los que ofrezcan el trabajo pero si que pueden y actúan como puente hacia esa tercera persona que es quién acaba contratando.

 Así, la búsqueda de empleo nunca debe ser una razón para avergonzarse, todo lo contrario, es muy digno luchar por un buen porvenir.

 Hazte memorable

 Ahora tu entorno es conocedor de que estás buscando empleo y lógicamente te han preguntado: ¿de qué estás buscando trabajo?. Pues bien, hay que comunicar con claridad, y la respuesta no puede ser “de todo”, ya que seria lo mismo que responder “de nada”.

 Es vital transmitir las fortalezas y las áreas que más interesan de una forma clara y contundente. Dar datos concretos ayudan a transmitir mucha seguridad y se guía la menta hacia un punto concreto, un cambo específico, lo que ayudará a que piensen en ti.

 Hazte socio

Para el caso de que no te apetezca emprender, únete a un emprendedor. Anxo Pérez dice que hay dos tipos de personas: a las que les encanta pensar y crear y a las que les encanta ejecutar y actuar. El que emprende es un gran creador, pero eso despierta la necesidad de un gran ejecutor.

 Hazte útil

 Si tienes detectada una necesidad, ofrécete a suplirla. Esto también ayuda mucho a conseguir un puesto de trabajo, ya que las empresas tienen una necesidad real de detectar esos posibles puestos de trabajo y si te ofreces, puedes satisfacer dicha exigencia.

 En esta línea, es muy difícil que un emprendedor o Gerente de una empresa rechace a alguien que le demuestre que puede conseguir que su empresa venda más, crezca más, acceda a nuevos mercados, ahorre costes u optimice procesos.

 Hazte altruista

 Lo primero es demostrar y luego pedir. Si ojeas todo los productos que hayas comprado a través de un modelo de suscripción, te permitirán primero probar y luego comprar. Aplica este principio y verás lo bien que funciona. Se trata primero de demostrar lo que vales y luego relegar tus exigencias para más tarde.

 

En la sociedad de hoy en día, toca diferenciarse, siendo la creatividad necesario para ello. Y ya hoy en día no es un valor añadido, es un valor imprescindible para poder encontrar trabajo.

FU-CREATIVIDAD

La creatividad se trata de un pensamiento original, de una imaginación constructiva, formada por un pensamiento divertido o creativo que da lugar a nuevas ideas o conceptos, ofreciendo soluciones originales.

Sabemos que la evolución en el mundo laboral no frena y las empresas cada vez más quieren y necesitan trabajadores creativos. Se trata de que el trabajador tenga ingenio, capacidad inventiva, imaginación para crear ideas y conceptos que ayuden a mejorar el funcionamiento y la productividad del trabajo.

 De cara a la empresa, es importante que sepa crear un buen ambiente laboral que ayude a estimular la creatividad y la libertad de los empleados para que así fluyan sus ideas.

A continuación, estos 3 conceptos básicos ayudan claramente a que la empresa estimule la creatividad:

 1.- Constancia: ser firme con los objetivos

2.- Confianza: crear un ambiente de seguridad

3.- Entusiasmo: estimular y apoyar la generación de ideas

Por lo tanto, las personas que desarrollan un alto grado de creatividad, ofrecen muchos más beneficios a la empresa.

Finalmente, hay que dejar claro que todo el mundo es creativo, sólo hay que pensar en lo que una persona es capaz de hacer en tareas tan cotidianas como envolver un regalo, hacer un peinado bonito o ser capaz de pedir matrimonio de una forma original. Y si se puede ser creativo en tu vida persona, ¿por qué no serlo en tu vida profesional?

 

Según distintos estudios, un reclutador tarda poco más de seis segundos en descartar un currículum vitae, por lo que debemos prestarle mucha atención a mejorar aquellos aspectos que sean claves para que esa persona lo siga leyendo y se interese por el.

1

Tu currículum vitae en función del puesto que quieres ocupar

Di a dios a un currículum general diseñado para optar por cualquier puesto de trabajo. Ahora debes adaptar tu información según el cargo que quieres ocupar y teniendo en cuenta también a la empresa que te diriges.

 Debes hacer referencia a la filosofía de la agencia en cuestión, además de adaptar el documento al sector concreto de la industria a la que te quieres dedicar. Por ejemplo, si te diriges a una consultora, intenta tener un diseño de currículum vitae más clásico. Por el contrario, si te diriges a una agencia de marketing on-line, intenta demostrar tu creatividad.

 Prohibido mentir

 Las mentiras saldrán a la luz, nunca deberías faltar a la verdad. Ahora bien, esto no es incompatible con destacar de la mejor manera posible tus cualidades. Debes conocerte bien a ti mismo y poner énfasis en tus puntos fuertes, intentando aportar valor añadido a tu currículum vitae. Esto te ayudará bastante a diferenciarte.

 Define unos objetivos

 Se ha discutido mucho si es recomendable definir unos objetivos, y si estos pueden llegar a ser una cuestión excluyente para el reclutador. Nosotros recomendamos que si deseas un trabajo que cumpla una determinadas expectativas, refléjalo. Si lo que quieres es simplemente encontrar un puesto de trabajo, no lo hagas.

 Cuidado con la extensión de tu CV

 Si tienes muchos años de experiencia, intenta resumirlo correctamente para no aburrir al reclutador. Debes tener capacidad de síntesis y sólo incluir aquella información que sea útil para ocupar el puesto de trabajo que deseas. No es aconsejable que el documento tenga más de dos páginas.

 Resalta tus logros

 Debes ser un poco pícaro y utilizar negrita o resaltar viñetas para resaltar tus funciones, responsabilidades o logros. Te recomendamos que debajo de cada trabajo que hayas realizado, especifique cuál ha sido tu cargo u ocupación. Hazlo en pocas palabras, no más de dos o tres frases.

 Tu información académica debe ser breve

 No debes resultar empalagoso ni grandioso a la hora de poner la información relevante. Con indicar el centro donde sacaste el título y el año de graduación, es más que suficiente.La formación académica es importante pero hasta cierto punto, se debe resaltar también la experiencia laboral, y si es mucha, colócala al principio, incluso antes de la formación.

¿Incluir aficiones?

 No es recomendable, lo importante para el reclutador es lo que harás en la empresa. Ahora bien, si tu afición se puede relacionar con tu puesto de trabajo, en ese caso si deberías indicarlo. Imaginemos que has sido capitán de un equipo de vela, pues si para el puesto al que aspiras debes tener capacidad de liderazgo y gestión de grupo, te vendrá muy bien indicarlo.

 Esperemos que estos sencillos consejos hayan sido útiles para mejorar tu currículum vitae y que te hagan la vida más fácil. Si estás buscando formación para enriquecer y mejorar tu expediente, te invitamos a conocer los cursos que tenemos en Formación Universitaria.