estudiar a distancia

Encontrar un empleo requiere de constancia y conocimiento, pero también de transformación. La persona que realiza una búsqueda se debe llenar de nuevos propósitos e iniciar un proceso de cambio.

1

Para ello, vamos a compartir con todos vosotros las “siete formas inteligentes” que ha publicado Anxo Peréz que te ayudarán a conseguir un nuevo empleo.

 Para quién no lo conozca, Anxo es autor del libro más vendido en España tras los primeros 50 días de su publicación: Los 88 peldaños del éxito. Además, es un importante conferenciante y famoso por distintos métodos de enseñanza de idioma.

 Hazte único

 Diferenciarse es muy importante y más a la hora de ir a una entrevista de trabajo. La clave es que el entrevistador consiga recordarte y distinguirte de los otros candidatos. Por ejemplo, puedes sobresalir por saber hablar chino.

 Hazte indispensable

 La especialización se antoja como necesaria en pleno siglo XXI. Son numerosas las personas que tienen un gran conocimiento y preparación, pero vencerá el que conoce mucho de un aspecto muy concreto.

 Insistir en una habilidad única que se cotice en el mercado, ayudará a seducir a las empresas y serán ellas la que acudan a ti.

 Hazte visible

 El trabajo lo encuentran tus embajadores, es decir, tus círculos más cercanos. La forma más habitual de hallar un nuevo empleo es a través de amigos, personas cercanas, conocidos, amigos y familiares. No quiere decir que sean ellos directamente los que ofrezcan el trabajo pero si que pueden y actúan como puente hacia esa tercera persona que es quién acaba contratando.

 Así, la búsqueda de empleo nunca debe ser una razón para avergonzarse, todo lo contrario, es muy digno luchar por un buen porvenir.

 Hazte memorable

 Ahora tu entorno es conocedor de que estás buscando empleo y lógicamente te han preguntado: ¿de qué estás buscando trabajo?. Pues bien, hay que comunicar con claridad, y la respuesta no puede ser “de todo”, ya que seria lo mismo que responder “de nada”.

 Es vital transmitir las fortalezas y las áreas que más interesan de una forma clara y contundente. Dar datos concretos ayudan a transmitir mucha seguridad y se guía la menta hacia un punto concreto, un cambo específico, lo que ayudará a que piensen en ti.

 Hazte socio

Para el caso de que no te apetezca emprender, únete a un emprendedor. Anxo Pérez dice que hay dos tipos de personas: a las que les encanta pensar y crear y a las que les encanta ejecutar y actuar. El que emprende es un gran creador, pero eso despierta la necesidad de un gran ejecutor.

 Hazte útil

 Si tienes detectada una necesidad, ofrécete a suplirla. Esto también ayuda mucho a conseguir un puesto de trabajo, ya que las empresas tienen una necesidad real de detectar esos posibles puestos de trabajo y si te ofreces, puedes satisfacer dicha exigencia.

 En esta línea, es muy difícil que un emprendedor o Gerente de una empresa rechace a alguien que le demuestre que puede conseguir que su empresa venda más, crezca más, acceda a nuevos mercados, ahorre costes u optimice procesos.

 Hazte altruista

 Lo primero es demostrar y luego pedir. Si ojeas todo los productos que hayas comprado a través de un modelo de suscripción, te permitirán primero probar y luego comprar. Aplica este principio y verás lo bien que funciona. Se trata primero de demostrar lo que vales y luego relegar tus exigencias para más tarde.

 

Ser un buen estudiante no es tarea fácil y no todo se basa en la inteligencia, ya que hace falta estar especialmente motivado para que el esfuerzo nos de el mayor rendimiento posible. Por eso, es muy importante tener claras las razones por las que uno ha decidido estudiar. En Formación Universitaria tenemos un amplio catálogo de formación según el sector, es importante que antes de estudiar tengas claro hacia dónde te diriges.

formacion-universitaria-consejos-estudio

Elijas la rama que elijas, siempre vas a necesitar un nivel de estímulo alto para poder rendir como un buen estudiante. Este estímulo debes encontrarlo en ti mismo, pensando y razonando los causas que te han llevado a elegir esa formación en concreto. Te recomendamos que te pares, pienses, mires al futuro y decidas.

Una vez que ya has elegido que quieres estudiar, es primordial llevar a la práctica una serie de técnicas de estudios que te ayuden a consolidar y sacar el mayor rendimiento posible a tus horas estudio.

1. Elige en un sitio tranquilo y cómodo para estudiar. Un lugar sin ruidos, con buena iluminación y por supuesto con una buena silla y una buena mesa.

2. El horario de estudio también importa, no es aconsejable estudiar en intervalos distintos, lo mejor es estudiar todos los días durante las mismas horas. De esta forma, el hábito de estudio se consolida mejor y la productividad es mucho mayor.

3. La memoria es otra de las claves en el estudio, ya que tienes que almacenar los contenidos en tu cabeza para luego poder expresarlos en los exámenes. Es importante entender las cosas para memorizarlas mejor, si no hay un estudio comprensivo, recordarlo será mucho más difícil.

4. La prueba final de todo estudiante es el examen. Ese el momento más temido, por lo que hay que saber gestionar el antes de la prueba y el durante. Recuerda que el que aprueba eres tú y el que suspende también. El profesor sólo te marca el nivel, eso sí, las buenas relaciones siempre ayudan. Una vez que estás delante del examen debes leer las preguntas con mucho detenimiento, espera un poco antes de responder e intenta visualizar el contenido que has aprendido sobre esa cuestión. Es interesante responder en primer lugar las preguntas que mejor te sabes y dejar para el final las que peor llevas. De esta forma, gestionarás mejor tu energía y los resultados serán mejores.

5. El sueño es muy importante para afrontar un examen o una jornada de estudio con garantías. Muchos estudiantes pasan las noches en vela pero esta no es la mejor opción, es un reflejo de que no se ha trabajado bien y puede resultar muy agobiante aprender a marchas forzadas lo que se debería haber estudiando en su momento.

En caso de que no consigas los resultados esperados en una determinada asignatura, no te desanimes, intenta ver siempre lo positivo y saber que las horas no se pierden, tienes una parte del camino ya recorrido y confía que a la segunda lo aprobarás ¡Nunca pierdas la motivación!

Las reglas básicas para estudiar online o a distancia no difieren mucho de la formación presencial. La motivación y la constancia son los ejes en los que se centran los estudios de todo tipo. La formación a distancia requiere mucha dedicación, ya que una formación no presencial no implica que no debas dedicarle tiempo. A continuación te ofrecemos algunos consejos para superar un curso online o a distancia con éxito.

estudiar-distancia-formacion-universitaria

Márcate un horario y una rutina de trabajo

Lo principal a la hora de estudiar a distancia es que debemos marcarnos un horario de estudio y cumplirlo. Debes ser constante manteniendo una rutina de trabajo, que bajo ninguna circunstancia debemos abandonar. La ventaja de estudiar a distancia es que nosotros mismos seremos los que nos planifiquemos cada jornada de estudio y trabajo, pero siempre hay que tener en cuenta la dificultad que entrañan las asignaturas y la formación que hayamos elegido.

Hay que tener claro el tiempo que necesitas dedicarle al estudio. La educación no presencial permite realizar otras actividades simultáneamente (trabajo, familia, ocio). La clave está en encontrar el equilibrio perfecto entre los distintos ámbitos de la vida personal.

 

La orientación de un tutor

Es importante que el alumno contacte regularmente con el tutor asignado que dará a sus alumnos una orientación y ayuda de las materias más complicadas, además de ofrecer material didáctico alternativo y orientación del temario más importante de cara a los exámenes oficiales. En definitiva, el tutor permitirá al alumno también planificar sus estudios y mantener un constante diario en su preparación académica.

 

¡Sácale partido a los recursos tecnológicos!

Las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC´s) ponen a tu alcance los medios más sofisticados para estudiar a distancia. Además del contacto directo con un tutor asignado, el Aula Virtual y herramientas como foros, bibliografías o videoconferencias sirven no sólo para fomentar tu aprendizaje sino también como lugar de encuentro entre alumnos, profesores y personal administrativo.

En Formación Universitaria además podrás encontrar de forma gratuita diversos recursos online que complementarán tu formación no solo académica sino también laboral, dando a conocer a través de nuestra revista digital distintos aspectos relacionados con el emprendimiento, la empleabilidad y la formación.

Márcate tus propias fechas de entrega

Los estudios a distancia también tienen plazos límites para hacer entrega de trabajos o realización de exámenes, aunque con la ventaja de no tener que ir diariamente a clases y tener una “presión” diaria del profesorado. Sin embargo, márcate tus propias metas, es decir, fíjate fechas previas en las que tengas que haber acabado los trabajo o haberte aprendido el temario. Esto te ayudará a marcar una rutina, una constancia y un objetivo que solo te dará beneficios a nivel personal y académico. Adopta responsabilidades a tu trabajo, te ayudará a estudiar mejor y conseguir todo lo que te propongas. ¡Ánimo!

Estudiar a distancia es la gran solución para personas que no pueden desplazarse hasta el centro educativo o que necesitan compatibilizar su vida laboral o personal con los estudios de una manera flexible. Por eso las enseñanzas universitarias o de ciclos formativos a distancia están cada vez más demandadas entre los ciudadanos. Para tener éxito en este tipo de estudios con éxito hay que ser constante y organizado, puesto que al no contar con un tutor presencial ni un horario fijo, es muy fácil descuidar el estudio.

 

adistancia

Organiza bien el tiempo

Lo fundamental para la constancia es planificar bien los tiempos. Para ello es bueno hacerse un calendario con unos horarios flexibles en los que compaginarlos con el resto de tareas que tengamos que hacer a lo largo del día. No debe ser algo muy estricto que no pueda cumplirse porque entonces podría llegar a retrasar el estudio al producir agobios por no poder llevar al día el calendario.

Busca un lugar de estudio adecuado

Lo mejor para los cursos a distancia es tener un lugar en el que podamos concentrarnos y desconectar del resto de obligaciones. Puede ser una habitación de nuestra propia casa o una biblioteca pública en la que tengamos todos los recursos que puedas necesitar a la mano, como manuales de estudio, ordenadores o enciclopedias de consulta. El lugar de estudio es un aspecto clave para el éxito de la formación a distancia y no debe ocuparte mucho tiempo el tenerlo ordenado o llegar hasta él, porque si no, no estarás aprovechando bien las horas de estudio.

Usa la plataforma online a menudo

Los cursos a distancia suelen ofrecer un soporte para que los estudiantes estén en contacto con los profesores y el resto de alumnos. Además de resolver las dudas, puede servir como herramienta de ayuda entre alumnos, ya que aporta nuevos puntos de vista a los conocimientos que se están aprendiendo en este momento. Los foros online de las plataformas pueden servir como plaza de debate sobre el estudio o las maneras de resolver alguno de los ejercicios propuestos durante el curso escolar. Dentro de tu planning de estudio dedica un par de horas a la semana o al mes para consultar la plataforma online: de esta forma no perderás la costumbre y tampoco perderás mucho tiempo en el aprendizaje.

Utiliza los recursos a tu alcance

Internet y las nuevas tecnologías son una gran fuente de material que puedes utilizar para completar la educación que estás recibiendo. A la hora de consultar las fuentes online tienes que tener en cuenta el tiempo que vas a dedicarle y combinarlo con las horas de estudio que dedicas a cada materia. Uno de los problemas de la consulta online es que las personas tienden a seguir los hipervínculos de la información y al final acaban leyendo o viendo cosas innecesarias. Lo mejor es limitar el tiempo de consulta de fuentes siempre que sea posible. Una buena opción para quienes tienden a las distracciones es instalar algún plugin en el navegador para que bloquee ciertas páginas como las de redes sociales o prensa: así evitaremos tentaciones que nos hagan perder mucho tiempo.