estudios a distancia

Encontrar un empleo requiere de constancia y conocimiento, pero también de transformación. La persona que realiza una búsqueda se debe llenar de nuevos propósitos e iniciar un proceso de cambio.

1

Para ello, vamos a compartir con todos vosotros las “siete formas inteligentes” que ha publicado Anxo Peréz que te ayudarán a conseguir un nuevo empleo.

 Para quién no lo conozca, Anxo es autor del libro más vendido en España tras los primeros 50 días de su publicación: Los 88 peldaños del éxito. Además, es un importante conferenciante y famoso por distintos métodos de enseñanza de idioma.

 Hazte único

 Diferenciarse es muy importante y más a la hora de ir a una entrevista de trabajo. La clave es que el entrevistador consiga recordarte y distinguirte de los otros candidatos. Por ejemplo, puedes sobresalir por saber hablar chino.

 Hazte indispensable

 La especialización se antoja como necesaria en pleno siglo XXI. Son numerosas las personas que tienen un gran conocimiento y preparación, pero vencerá el que conoce mucho de un aspecto muy concreto.

 Insistir en una habilidad única que se cotice en el mercado, ayudará a seducir a las empresas y serán ellas la que acudan a ti.

 Hazte visible

 El trabajo lo encuentran tus embajadores, es decir, tus círculos más cercanos. La forma más habitual de hallar un nuevo empleo es a través de amigos, personas cercanas, conocidos, amigos y familiares. No quiere decir que sean ellos directamente los que ofrezcan el trabajo pero si que pueden y actúan como puente hacia esa tercera persona que es quién acaba contratando.

 Así, la búsqueda de empleo nunca debe ser una razón para avergonzarse, todo lo contrario, es muy digno luchar por un buen porvenir.

 Hazte memorable

 Ahora tu entorno es conocedor de que estás buscando empleo y lógicamente te han preguntado: ¿de qué estás buscando trabajo?. Pues bien, hay que comunicar con claridad, y la respuesta no puede ser “de todo”, ya que seria lo mismo que responder “de nada”.

 Es vital transmitir las fortalezas y las áreas que más interesan de una forma clara y contundente. Dar datos concretos ayudan a transmitir mucha seguridad y se guía la menta hacia un punto concreto, un cambo específico, lo que ayudará a que piensen en ti.

 Hazte socio

Para el caso de que no te apetezca emprender, únete a un emprendedor. Anxo Pérez dice que hay dos tipos de personas: a las que les encanta pensar y crear y a las que les encanta ejecutar y actuar. El que emprende es un gran creador, pero eso despierta la necesidad de un gran ejecutor.

 Hazte útil

 Si tienes detectada una necesidad, ofrécete a suplirla. Esto también ayuda mucho a conseguir un puesto de trabajo, ya que las empresas tienen una necesidad real de detectar esos posibles puestos de trabajo y si te ofreces, puedes satisfacer dicha exigencia.

 En esta línea, es muy difícil que un emprendedor o Gerente de una empresa rechace a alguien que le demuestre que puede conseguir que su empresa venda más, crezca más, acceda a nuevos mercados, ahorre costes u optimice procesos.

 Hazte altruista

 Lo primero es demostrar y luego pedir. Si ojeas todo los productos que hayas comprado a través de un modelo de suscripción, te permitirán primero probar y luego comprar. Aplica este principio y verás lo bien que funciona. Se trata primero de demostrar lo que vales y luego relegar tus exigencias para más tarde.

 

Estamos en una sociedad en la que el nivel de formación de las personas cada vez es más alto, sobre todo si lo equiparamos a años anteriores. La formación hoy en día es una forma inmejorable de aumentar la empleabilidad de las personas, así como el currículum de los candidatos, ayudando a aumentar y mejorar los estudios previos ya obtenidos.

FOTO---FORMACIÓN---UNIVERSITARIA-

Como marca el mercado laboral, estudiar y formarse, ayuda a completar los estudios anteriores o reciclarse. Estamos ante una decisión acertada, que en ocasiones es obligada para poder estar al día y  alcanzar el triunfo laboral.

 En este sentido y tratándose del mes de septiembre, desde Formación Universitaria entendemos que es una buena fecha para comenzar una nueva formación, ya que la motivación es mayor tras el verano y ya que las pilas en estos momentos están bien cargadas, hay que aprovecharlo. Son fechas de volver a la rutina, asumiendo obligaciones pero también definiendo nuevos objetivos no sólo profesionales, también personales.

Así, cuestiones como ir al gimnasio, adelgazar, practicar un nuevo deporte, aprender un nuevo idioma o adquirir una especialización diferente o emprender, están entre los propósitos más clásicos.

Para poder alcanzar cualquier objetivo es muy importante la forma en que se defina, teniendo que ser claro y conciso, para que se pueda asimilar de una forma fácil antes de ponerse manos a la obra.

También hay que definir el objetivo en positivo y no en negativo. Para que nos podamos entender mejor, si lo que se quiere es “no tomar más helado”, hay que darle una vuelta de tuerca y que por ejemplo sea “comer más sano”.

Además, debes tener claro que conseguir la meta depende de ti y no de nadie más. Por lo tanto, el hecho de poder conseguir los objetivos tiene que someterse a la voluntad y no a la suerte o a lo que hagan otras personas. Para ello, es importante también que aclares  si dispones de los recursos necesarios.

Al mismo tiempo, el objetivo debe tener una dimensión apropiada, no es lo mismo buscar una mejor formación para cambiar de trabajo que para aumentar la categoría profesional o adaptarse a una nueva normativa.

 

En esta dirección, desde nuestra institución ofrecemos una gran variedad formativa a distancia con posibilidad de prácticas en empresas. Cursos de toda índole y género, como Títulos Acreditados por la Universidad Rey Juan Carlos o por la Universidad de Nebrija, así como cursos de Formación Profesional o con Reconocimiento de oficialidad. Aquí los puedes ver todos.

 

Así que si ya tienes claro cuales son tus objetivos para el mes de septiembre, ¡es momento de comenzar!

El sistema educativo ha sufrido distintas reformas debido a un mercado laboral en crisis y cambiante. A día de hoy, los ciclos formativos son un gran puente para demostrar las aptitudes que permiten adaptarse a una situación laboral y asumir con ella una responsabilidades relacionadas con el trabajo.

1

Si tu intención es estudiar un FP, te contamos los tres diferentes ciclos de que dispones:

  • Ciclo de FP Básica
  • Ciclo Formativo de Grado Medio (Técnico)
  • Ciclo Formativo de Grado Superior (Técnico Superior, Educación Superior)

Para estudiar el FP Básico se necesita ser mayor de 15 años o cumplir durante el año en curso y no ser mayor de 17 años, tener cursado el primer ciclo de la ESO y haber propuesto el equipo docente a los padres, madres o tutores la incorporación del alumno/a a un ciclo de Formación Profesional Básica.

 Los títulos de Técnico y Técnico Superior se organizan en ciclos formativos de grado medio y de grado superior.

Para el caso de un FP Medio, hay que tener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o cualquier otra titulación académica de un nivel superior en términos académicos, poseer el titulo de Formación Profesional Básica, estar en posesión de un título de Técnico o de Técnico Auxiliar o equivalente a efectos académicos, superar el segundo curso de BUP o haber superado una prueba de acceso a Ciclo de Grado Medio o una prueba de acceso a Universidades para mayores  de 25 años.

Los títulos de la Formación Profesional son el de Técnico y el de Técnico Superior, según lo que dispone el artículo 44 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

Para poder estudiar un FO de Grado Superior se tendrá que tener un título de Bachiller, disponer de un Título de Técnico Superior, Técnico Especialista o equivalente a efectos académicos, superar el curso de Orientación Universitaria (COU), estar en posesión de cualquier Titulación Universitaria o equivalente, y en ocasiones, si hay escasa demanda de un concreto Ciclo Superior, se puede acceder a través de los estudios superiores con el Ciclo Medio de FP. También se puede superando la prueba de acceso a los ciclos formativos de grado superior.

En este último caso, hay que tener mas de 19 años de edad o tener 18 si se tiene el título de Técnico. También existe la posibilidad superando la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25.

Ahora que ya conoces todos los requisitos, puedes visitar nuestro web www.formacionuniversitaria.com y conocer cuáles son las formaciones que más necesitas. Te prepararemos para obtener tus títulos oficiales y certificados de profesionalidad para aumentar tus oportunidades laborales.

 

 

Formación Universitaria participó el pasado 7 de junio en las jornadas “Diez Aspectos Claves para el Liderazgo Empresarial” organizadas por el Departamento de Empleo y Formación de Prodetur.

Captura de pantalla 2018-06-13 a las 13.12.01

Tirando un poco de historia, ya a principios de los años 80, con la aparición de los primeros programas informáticos y demás avances tecnológicos, que fueron el preámbulo para la expansión de internet, el sector empresarial fue consciente de que había que renovar el estilo de liderazgo que se conocía hasta el momento.

Así, hoy en día, el liderazgo empresarial se entiende como aquella capacidad para lograr que un conjunto de personas busquen un objetivo común y sean capaces de mantener una filosofía de trabajo que permita que el trabajo en sí sea un motivo de satisfacción, seguridad y rendimiento para la empresa.

 Las jornadas desmenuzaron los aspectos claves que todo buen líder debe poseer para ser un “gran” líder en su compañía. Así, eta comparecencia estuvo destinadas a empresarios, pymes, emprendedores y profesionales con intención de mejorar estos aspectos relevantes para su empresa.

 Destacar el lugar de celebración, el Parque I + D de la Dehesa de Valme en Dos Hermanas, un lugar espectacular que contó con una gran participación, dejando claro que el nuevo líder se encuentra en un escenario altamente competitivo, el cuál cambia de forma muy rápida y en el que es necesario el manejo de las nuevas tecnologías y de la aplicación del modelos directivos que estimulen espacios de participación entre sus colaboradores.