Formación universitaria

Lo habitual es que una persona desempleada esté buscando trabajo, pero no cualquier empleo, sino aquel que de razón a su vida. De esta forma, surgen dos palabras: elegir y sentido.

1

Hoy en día, el mercado laboral está cambiando y mucho. Ya no es cuestión de conformarse con lo primero que uno encuentra, hay que ir más allá e intentar dedicarse a algo que realiza y ayuda a crecer como persona.

Para ello, es importante tener precisión a la hora de elegir la formación, es clave para plantar esa semilla que luego dará los buenos frutos. Se trata de valorar de forma conjunta lo que uno quiere, lo que le motiva y lo que pretende conseguir en su futuro.  Aquí nuestra oferta formativa.

Llegada a este punto, tiene  que ser la propia persona la que valore y entienda que es ella misma la que dispone de la capacidad de elegir. En ocasiones, cuando el mercado parece limitado, la capacidad de seleccionar puede parecer excesiva, ilusa, pero no lo es. No hay que perder el sentido de trascendencia que tiene cada decisión,  por lo que es importante buscar el apoyo en el entorno más cercano y  poder encauzar con ellos el futuro profesional deseado de una manera más eficaz y cómoda.

Por ello, como ya hemos indicado, debes elegir formación, proyectos y relaciones profesionales que te den esperanza. Así que presta atención al siguiente ejercicio práctico:

  • Escribe 5 proyectos, empresas, profesionales y equipos de trabajo que te inspiren y hagan soñar. Si son de tu entorno, mejor que mejor. Mientras lo haces, observa tu pensamiento, analiza lo que sientes y determina con que emociones conectas. La ilusión puede ser la principal. Esto te aclarará mucho tu camino.
  • Luego, a esas personas, entidades, empresas y demás, hazle saber tu interés, sin crear expectativas concretas, pero que sepan que estás ahí. El simple hecho de compartirlo dará forma a tus objetivos y será el primer paso para conseguirlo.

 

Y para finalizar, aplica coherencia y cuestiónate si realimente puedes alcanzar lo que quieres conseguir. Los objetivos deben ser alcanzables. Si la respuesta es SI, estarás a punto de encontrar la actividad, los proyectos y las relaciones profesionales que te harán vibrar. Recuerda, se trata de elegir y dar sentido, ¡de ti depende!

El emprendedor “Todoterreno” también apuesta por la formación

Los emprendedores tienen 2 habilidades muy bien definidas como son la constancia y la definición de objetivos. Esto les hace ser unos profesionales distintos, unido a otras capacidades que se van entrenando día a día y que permiten alcanzar el éxito profesional.

 1

En este post, vamos a analizar algunas de estas competencias:

El entusiasmo

Un emprendedor es un verdadero entusiasta de todo lo que hace. La pasión es su motor y el día día se convierte en una carrera de fondo con sus subidas y bajadas que requieren de una postura positiva en todo momento para poder llevarlo bien.

La formación en el emprendedor

La formación en el emprendedor es clave para ejecutar sus ideas con garantías. Las buenas intenciones, las ayudas y los deseos no son suficientes por sí solas, se necesita además de formación específica.

El emprendedor debe conocer las metodologías que le permitan reducir el riesgo a la hora de lanzar sus proyectos al mercado, por lo que deben encontrar formación para emprendedores diseñadas con este fin. Te animamos a que visites nuestra web www.formacionuniversitaria.com  y eches un ojo.

También es muy importante la formación económica y disponer de los conocimientos financieros suficientes para conseguir que la empresa gane y no pierda. La solvencia no llega a fin de mes si no se tiene el saber suficiente.

Mirar hacia el futuro

El emprendedor también debe tener instinto para los negocios, esa visión que permite anticiparse a las exigencias de los consumidores antes de que lo cree la competencia.

Proactividad

¡Muy importante! Hay que estar en alerta, analizando las posibles mejoras y oportunidades de negocio. Esto es vital para el crecimiento en positivo de toda empresa. La creatividad también es otro gran valor, sobre todo cuando ayuda a alcanzar los objetivos definidos.

Ser un buen comunicador

Comunicar de forma precisa es una herramienta muy positiva para conseguir clientes potenciales. El emprendedor tiene que desarrollar tanto habilidades de comunicación interna como externa. Aquí igualmente contar con formación es marketing es un gran extra.

Saber resolver conflictos

La vida de un emprendedor no  está exenta de enfrentamientos, por lo que habrá que resolverlos de forma rápida y eficaz. Para ello, es también vital contar con organización y planificación en el diseño de los proyectos, intentando controlar los elementos que intervienen en la idea de negocio.

 

 

Este tipo de contrato tuvo su origen allá por 2013 como medida de choque al desempleo juvenil existente tras la crisis, para intentar motivar la incorporación de los jóvenes a las empresas de Economía Social y como impulso a la contratación de jóvenes en situación de desempleo.

1

 Esta forma de contrato posibilita a la empresa emplear a jóvenes menores de 30 años en situación de desempleo, o menores de 35 años con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%.

 De esta forma, los trabajadores podrán compaginar el empleo con la formación, acreditando haber cursado seis meses de estudio previo a la celebración del contrato y no siendo necesario que la formación esté asociada específicamente al puesto de trabajo.

 Así, podrá ser una formación acreditable oficial o promovida por los servicios públicos o una formación en idiomas o tecnologías de la información y la comunicación de una duración mínima de 90 horas en cómputo anual.

El contrato podrá ser por tiempo indefinido o de duración determinada, aunque en dicho caso no podrá rebasar el 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo, salvo en los casos de aquellas personas beneficiarias por la Garantía Juvenil que sí podrá lograr hasta un 75% de la jornada laboral.

El contrato a tiempo parcial con vinculación formativa es una opción favorable tanto para las empresas como para los trabajadores en relación a otras modalidades de contratos. Cuando un joven tiene facilidad para integrarse al mercado laboral, el empresario tiene ventaja económica también para contratar.

Las condiciones para que el trabajador pueda disfrutar de un contrato de estas características son:

  • Que no haya experiencia laboral o que la misma sea inferior a 3 meses.
  • Venir de otro sector de actividad, es decir, que haya trabajado bajo otra Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) diferente.
  • Estar inscrito de forma continua como demandante de empleo en una oficina de empleo durante doce meses, de los dieciocho meses previos a la celebración del contrato.
  • No tener título oficial de enseñanza obligatoria (ESO), de título de Formación Profesional (FP) o Certificado de Profesionalidad.
  • Estar inscrito como beneficiario en el Sistema Español de Garantía Juvenil.

En sus inicios, este contrato se planteó hasta que la tasa de paro en España se colocase por debajo del 15%. Actualmente, los datos de desempleo juvenil por debajo de 25 años está en torno al 35´5%, por lo que entre todos, queda camino por andar.

Elegir entre formación on-line o presencial puede ser una decisión importante para el futuro de cualquier alumno, ya que hay que tener en cuenta determinados factores, como la situación personal de cada uno, los horarios, las compatibilidades, si se está trabajando o no, ya que hay personas que se pueden ver bloqueadas y finalmente no  sacar el provecho adecuado a su formación.

FU-BLOG-1

Si estás en un momento de dudas, atento a lo que te vamos a contar en este post, ya que intentaremos aclarar tus dudas y hacer del día a día, una jornada más fácil y cómoda.

Las ventajas de la formación on-line

Las nuevas tecnologías son una fuente de oportunidades y permiten hacer cosas desde la distancia, entre ellas, recibir formación. Para aquellas personas ocupadas y con poco tiempo, por ejemplo las personas que ya están trabajando, es una gran opción.

De esta forma no hay que ir a un aula o clase de forma diaria, perdiendo un importante número de horas en desplazamiento y más aún cuando se está lejos del centro. Al estudiar on-line te estás inclinando por una gran opción, también por el gran avance de las plataformas que permiten a sólo golpe de clic tener tutores, compañeros, contenidos y demás.

La flexibilidad es otra de las grandes ventajas, ya que no se está condicionado a un horario fijo, se dispone de libertad para estudiar y esto facilita la posibilidad de adaptar los estudios mucho mejor a un determinado ritmo de vida.

Lo anterior también conlleva ahorro en las horas que se dedica a estudiar, siendo otra de las grandes excelencias de la formación on-line. El tiempo ya sabemos el valor que tiene y esta modalidad ayuda a ganar en calidad de vida, disponiendo de más tiempo para poder hacer más cosas.

Los materiales como hemos dicho son muy accesibles gracias a las nuevas plataformas. Con sólo un ordenador y conexión a internet, se puede tener toda la información a mano, en cualquier momento y lugar.

La variedad de cursos on-line que hay también es una gran oportunidad, ya que se puede elegir la formación que mejor se adapta a unas necesidades concretas y al nivel de educación. Par ello, te invitamos a que visites nuestra web y lo puedas comprobar de primera mano: www.formacionuniversitaria.com

Por otra parte, hay que destacar el ahorro de costes que supone, no sólo en desplazamientos, y es que la formación a distancia es más económica por varios motivos, entre ello que los contenidos son digitales.

Finalmente, no queremos decir que la formación presencial no sea adecuada o tenga sus ventajas, porque claro que las tiene. Pero desde nuestra opinión, es cuestión de combinarla o adaptarla a las necesidades de cada uno.

 

 

En el pasado ha quedado el envío masivo de los currículum vitae, lanzar más no quiere decir que automáticamente aumenten las posibilidades de encontrar trabajo. Los expertos nos han aclarado este tema y han indicado las claves para conseguir el puesto trabajo deseado.

 FOTO---CUV

Lo que está claro es que a día de hoy la especialización es muy importante aunque no es recomendable limitarse sólo a una. Mientras más habilidades, más posibilidades. Los candidatos deben tener claro que lo mejor es una trayectoria lineal y congruente, pensando en un empleo a largo plazo.

 Cuidado con la pasión

 Soñar es de valientes pero hay que controlarlo, no siempre es garantía de éxito. Debes cuestionarte tu futuro con preguntas del tipo: ¿Qué es lo que te gusta hacer?, ¿el “mundo” necesita eso que quieres hacer?. Debes observar el panorama general y adoptar un enfoque práctico. Diseñar redes y relaciones también son muy importante, bien mediante las redes sociales 2.0 o las tradicionales.

 Sinceridad

 Que los lazos que necesitas para poder encontrar trabajo no parezcan interesados, aunque si debes compartir tu historia de forma transparente, clara y asertividad. Piensa que la auténtica curiosidad es una carta ganadora, la que traza conexiones realmente importantes.

 Más no es más

 Muchos creen que mientras más currículum vitae lancen, más oportunidades tendrán’. Esto no es así, es rotundamente falso. Lo primero es concentrar la energía en una sola cuestión que se sepa que puede dar resultado. Lo que se busca no es que llamen de muchos sitios, sino que llamen del lugar adecuado para poder encaminar con éxito la vida profesional.

 El dinero no es todo

 Según la estadística, una persona suele pasar unas 90 mil horas de su vida en el trabajo. Quién no esté bien en su puesto, es fácil imaginar lo que puede llegar a sufrir. Todo no es tener un buen salario.

 La falta de satisfacción o el estrés relacionado con el trabajo son causas claras de enfermedad y trastornos, por lo que tampoco se puede ir “matando moscas a cañonazos” para encontrar un buen trabajo.

 

La Formación Profesional dual es una modalidad que pueda contribuir en gran medida a acortar la elevada tasa de desempleo entre los más jóvenes. De hecho, cada vez son más los universitarios que deciden volver a las aulas para estudiar un FP tras no encontrar trabajo tras finalizar sus estudios universitarios.

1 (1)

 

La principal diferencia que existe entre un FP de un FP dual es que mientras en la Formación Profesional el alumno cursa todos sus módulos formativos para acudir luego a hacer su periodo de prácticas a la empresa, la modalidad dual se realiza en régimen de alternancia entre el centro formativo y la compañía.

 Por otra parte, según datos de la OCDE, los alumnos que en España cursan la Formación Profesional son el 12% del total, mientras que en la Unión Europea es del 29%. Las cifras de los alumnos que siguen la llamada FP dual son aún más aplastante, siendo en España del 0,4% y en Europa del 16,2%, o por ejemplo en Suiza es del 59% y en Alemania del 40,3%, donde la mezcla de entre estudios y trabajo crea unos efectos muy positivos tanto en la educación de los jóvenes, como en su inserción laboral y desarrollo empresarial.

 ¿Cuáles son las principales razones por la que estudiar una Formación Profesional?

 La Formación Profesional está más enfocada al mundo laboral ya que lo que se adquieran son conocimientos más técnicos y prácticos que permiten desempeñar funciones muy concretas.

Muchos módulos abren la puerta a realizar prácticas en empresas  y además, la oferta formativa es muy amplia, con una gran precisión en cuanto a la especialización.

En muchos países europeos la formación profesional está muy considerada por lo que abre muchas puertas para trabajar también fuera de España.

Seguramente ahora tengas un poco más claro si quieres estudiar una Formación Profesional, no obstante, la idea es que elijas  el ciclo sobre el tipo de trabajo que más desee. También puede ser que ya estés trabajando y lo que quieres es ahondar más en lo mismo y ganar nuevas habilidades y experiencias para ser más competitivo.

Por todo ello te invitamos a visitar nuestra web www.formacionuniversitaria.com y descubrir el gran elenco en formación que tenemos. Además hay una gran ventaja y es que es a distancia, con todas las ventajas que esto conlleva para la mejor gestión de tu tiempo.

Lo primero que hay que asumir es que la la posición de líder no es una tarea fácil, son muchas las competencias que se necesitan para poder ejercer con eficacia un buen estilo, aplicando determinadas cualidades y competencias tanto profesionales como personales, pudiendo así transmitir la cultura de la empresa.

FOTO---LÍDER

 Los líderes de hoy son auténticos gestores, ya no vale con conocer sólo las áreas de administración de recursos humanos, la nueva era no exige ser especialista en algo concreto, pero si que sus habilidades deban controlar determinados aspectos psicológicos, financieros, sociológicos, informáticos, de marketing y poder crear con ellos estrategias asociadas a las necesidades concretas de la organización.

 Liderazgo personal

 Nos referimos al talento para poder afrontar el cambio en el desarrollo de las personas, transmitiendo credibilidad y confianza, comportándose como un interlocutor válido entre la organización y los propios trabajadores.

Estrategia

El líder también debe tener un pensamiento estratégico que le facilite ver a la organización como un sistema de negocio, por lo que tendrá que disponer de aptitud para controlar los gastos y ejecutar análisis de rentabilidad. Es importante tomar decisiones adecuadas en este ámbito en relación a la selección, desarrollo, evaluación, nóminas, etc.

Integridad

La integridad es un condición imprescindible para todo líder, entendida como la idoneidad de poder controlar con responsabilidad todos sus actos, tanto en el ámbito económico, de comunicación, propuestas a los trabajadores, confidencialidad y respeto en las relaciones.

Procesos de cambio

La persona que actúa como jefe debe ayudar a la empresa a mantener una situación dinámica, estando a la última en cuanto a las novedades en los negocios, procesos y los diferentes métodos de trabajo existentes.

Gestor de talento

Hablamos de un auténtico gestor de talento que aporte positividad a la organización y que mantenga la idea de un bien común sobre el grupo, desarrollando toda la inteligencia del colectivo.

Así, queda claro que ser empresario no conlleva de forma automática ser un buen líder. Ahora se necesita de un liderazgo positivo, ejercido por quién es capaz de orientar sus esfuerzos hacia el equipo, consiguiendo los objetivos y metas que la empresa u organización se marque.

Estamos en una sociedad en la que el nivel de formación de las personas cada vez es más alto, sobre todo si lo equiparamos a años anteriores. La formación hoy en día es una forma inmejorable de aumentar la empleabilidad de las personas, así como el currículum de los candidatos, ayudando a aumentar y mejorar los estudios previos ya obtenidos.

FOTO---FORMACIÓN---UNIVERSITARIA-

Como marca el mercado laboral, estudiar y formarse, ayuda a completar los estudios anteriores o reciclarse. Estamos ante una decisión acertada, que en ocasiones es obligada para poder estar al día y  alcanzar el triunfo laboral.

 En este sentido y tratándose del mes de septiembre, desde Formación Universitaria entendemos que es una buena fecha para comenzar una nueva formación, ya que la motivación es mayor tras el verano y ya que las pilas en estos momentos están bien cargadas, hay que aprovecharlo. Son fechas de volver a la rutina, asumiendo obligaciones pero también definiendo nuevos objetivos no sólo profesionales, también personales.

Así, cuestiones como ir al gimnasio, adelgazar, practicar un nuevo deporte, aprender un nuevo idioma o adquirir una especialización diferente o emprender, están entre los propósitos más clásicos.

Para poder alcanzar cualquier objetivo es muy importante la forma en que se defina, teniendo que ser claro y conciso, para que se pueda asimilar de una forma fácil antes de ponerse manos a la obra.

También hay que definir el objetivo en positivo y no en negativo. Para que nos podamos entender mejor, si lo que se quiere es “no tomar más helado”, hay que darle una vuelta de tuerca y que por ejemplo sea “comer más sano”.

Además, debes tener claro que conseguir la meta depende de ti y no de nadie más. Por lo tanto, el hecho de poder conseguir los objetivos tiene que someterse a la voluntad y no a la suerte o a lo que hagan otras personas. Para ello, es importante también que aclares  si dispones de los recursos necesarios.

Al mismo tiempo, el objetivo debe tener una dimensión apropiada, no es lo mismo buscar una mejor formación para cambiar de trabajo que para aumentar la categoría profesional o adaptarse a una nueva normativa.

 

En esta dirección, desde nuestra institución ofrecemos una gran variedad formativa a distancia con posibilidad de prácticas en empresas. Cursos de toda índole y género, como Títulos Acreditados por la Universidad Rey Juan Carlos o por la Universidad de Nebrija, así como cursos de Formación Profesional o con Reconocimiento de oficialidad. Aquí los puedes ver todos.

 

Así que si ya tienes claro cuales son tus objetivos para el mes de septiembre, ¡es momento de comenzar!

El sistema educativo ha sufrido distintas reformas debido a un mercado laboral en crisis y cambiante. A día de hoy, los ciclos formativos son un gran puente para demostrar las aptitudes que permiten adaptarse a una situación laboral y asumir con ella una responsabilidades relacionadas con el trabajo.

1

Si tu intención es estudiar un FP, te contamos los tres diferentes ciclos de que dispones:

  • Ciclo de FP Básica
  • Ciclo Formativo de Grado Medio (Técnico)
  • Ciclo Formativo de Grado Superior (Técnico Superior, Educación Superior)

Para estudiar el FP Básico se necesita ser mayor de 15 años o cumplir durante el año en curso y no ser mayor de 17 años, tener cursado el primer ciclo de la ESO y haber propuesto el equipo docente a los padres, madres o tutores la incorporación del alumno/a a un ciclo de Formación Profesional Básica.

 Los títulos de Técnico y Técnico Superior se organizan en ciclos formativos de grado medio y de grado superior.

Para el caso de un FP Medio, hay que tener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o cualquier otra titulación académica de un nivel superior en términos académicos, poseer el titulo de Formación Profesional Básica, estar en posesión de un título de Técnico o de Técnico Auxiliar o equivalente a efectos académicos, superar el segundo curso de BUP o haber superado una prueba de acceso a Ciclo de Grado Medio o una prueba de acceso a Universidades para mayores  de 25 años.

Los títulos de la Formación Profesional son el de Técnico y el de Técnico Superior, según lo que dispone el artículo 44 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

Para poder estudiar un FO de Grado Superior se tendrá que tener un título de Bachiller, disponer de un Título de Técnico Superior, Técnico Especialista o equivalente a efectos académicos, superar el curso de Orientación Universitaria (COU), estar en posesión de cualquier Titulación Universitaria o equivalente, y en ocasiones, si hay escasa demanda de un concreto Ciclo Superior, se puede acceder a través de los estudios superiores con el Ciclo Medio de FP. También se puede superando la prueba de acceso a los ciclos formativos de grado superior.

En este último caso, hay que tener mas de 19 años de edad o tener 18 si se tiene el título de Técnico. También existe la posibilidad superando la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25.

Ahora que ya conoces todos los requisitos, puedes visitar nuestro web www.formacionuniversitaria.com y conocer cuáles son las formaciones que más necesitas. Te prepararemos para obtener tus títulos oficiales y certificados de profesionalidad para aumentar tus oportunidades laborales.

 

 

Según el índice de la famosa consultora ManpowerGroup sobre el “El Futuro del empleo  en España”, desde hoy hasta 2026 se crearán 2,6 millones de puestos de trabajo nuevos, de los cuáles, 1,1 millones serán profesionales y técnicos de apoyo, y de éstos, 560.000 serán trabajadores cualificados.

2-FU-BLOG

Además, aumentará el empleo para los perfiles profesionales que trabajan con las Leyes, Ciencias, Salud, las TIC y ventas. Gana bastante importancia los trabajos relacionados con la sanidad (vista nuestra oferta formativa), comercio y restauración. Sobre el resto de sectores, se muestra una previsión de estabilidad, salvo en los directivos que pasan de crear el 5% del empleo al 2,5% para el año 2.026.

Sobre esto, hay varios aspectos relevantes como son La edad de trabajar, la inmigración y la adecuación del sistema educativo a las necesidades propias del tejido productivo. Todos estos elementos se afianzan entre sí, ya que las generaciones de menor edad cada vez son más pequeñas y las transformaciones en la calificación educativa son mayores.

Niveles de formación más demandados

La formación superior se impone hasta el punto de que 2,3 de los 2,6 millones de ocupados tendrán formación alta, como FP, licenciados, ingenieros, arquitectos, doctores y diplomados. Aquí se refleja una vez más la importancia que tiene la Formación Profesional en el futuro laboral de nuestro país (visita nuestra web y elije la que mejor se adapte a tus gustos e intereses).

Al mismo tiempo, se aprecia una caída de los ocupados de nivel bajo, reduciéndose del 35% al 28% del total y para 2026, se prevé que este grupo aporte muy poco al empleo, dejando claro lo importante que es la formación para encontrar un empleo de calidad.

 El empleo según sectores

Hay cuatro áreas que generarán 1,2 millones de los 2,6 millones de empleo. Hablamos de sanidad y servicios sociales, industria, comercio y servicios a las empresas. También hostelería, transporte y comunicaciones, construcción y otros servicios, aportarán un importante número de empleos, concretamente en torno a los 200.000 cada una de estas áreas.

Se puede decir que entre las ocho áreas mencionadas anteriormente, casi todas del sector terciario, generarán sobre 2 millones de nuevos empleos, unas tres cuartas partes del total de la estimación para la próxima década.