Formacion Universitaria Sevilla

Medios Sociales

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On GooglePlusVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed

¿Reciclarte profesionalmente? Claves para conseguirlo

 En la mayoría de los casos, los trabajos ya no son para toda la vida, ni siquiera se sabe cuanto tiempo durará un determinado perfil profesional en el mercado. Estamos en una era de cambio, en la que innumerables personas tienen que reciclarse, preparándose para un nuevo empleo.

11

 Es cierto que muchos no lo tendrán fácil para cambiar de trabajo o encontrar uno nuevo. La realidad nos dice que se requiere de un aprendizaje continuo, que la empleabilidad se mantiene e incluso aumenta cuando esa persona sigue formándose, especialmente si ha elegido algún campo muy específico.

 Así que no deberías dejar escapar la oportunidad de conocer todas las titulaciones que ofrece Formación Universitaria, seguro que en algunas de ellas está tu futuro profesional. Si te decides a reciclarte profesionalmente, atento a los consejos que a continuación te vamos a dar y que te ayudarán a encontrar un nuevo puesto de trabajo.

 Los sectores que más empleo demandan

 Una cuestión importante que deberías saber son aquellos ramas profesionales o emergentes que te ayudarán a elegir el camino que más te gusta y motiva. Aquellos trabajos relacionados con la hostelería, el turismo, la sanidad o la gestión y administración de empresas, además de los vinculados a las nuevas tecnologías, son perfiles de mucho presente y futuro.

 Analiza el sector que más te guste

 Una vez que aclares el sector en el que te gustaría trabajar, lo mejor será que lo analices con profundidad, estudies aquellas empresas más punteras y lo que demandan. También debes prestar atención a las características de cada de los empleos que se ofertan y ver si te gustan.

 La formación pieza clave

 Analízate, te ayudará a conocer aquellas áreas en las que te vendrán bien formarte y reforzar tu perfil profesional para conseguir ser el candidato perfecto de ese puesto de trabajo que tanto deseas. En Formación Universitaria tenemos titulaciones de postgrados, títulos acreditados por la prestigiosa Universidad Rey Juan Carlos, también por la Universidad de Nebrija y toda la formación profesional que necesites.

 La diferenciación es tu valor añadido

Los departamentos de recursos humanos de las grandes empresas cada vez buscan perfiles más concretos y segmentados, además de especializados en pequeños nichos. La mejor manera de diferenciarte de tus competidores es haciendo cursos en las área que hayas escogido, valorando las diferentes salidas profesionales reales.

 No tengas miedo

 Los cambios están ahí, son una realidad y cada vez se evoluciona más rápido, pero que no te vayan a bloquear o limitar. No tengas miedo a reciclarte, a motivarte con cambiar o aprender cosas nuevas, así como a montar tu propio negocio y encontrar la libertad financiera.

Ser un buen estudiante no es tarea fácil y no todo se basa en la inteligencia, ya que hace falta estar especialmente motivado para que el esfuerzo nos de el mayor rendimiento posible. Por eso, es muy importante tener claras las razones por las que uno ha decidido estudiar. En Formación Universitaria tenemos un amplio catálogo de formación según el sector, es importante que antes de estudiar tengas claro hacia dónde te diriges.

formacion-universitaria-consejos-estudio

Elijas la rama que elijas, siempre vas a necesitar un nivel de estímulo alto para poder rendir como un buen estudiante. Este estímulo debes encontrarlo en ti mismo, pensando y razonando los causas que te han llevado a elegir esa formación en concreto. Te recomendamos que te pares, pienses, mires al futuro y decidas.

Una vez que ya has elegido que quieres estudiar, es primordial llevar a la práctica una serie de técnicas de estudios que te ayuden a consolidar y sacar el mayor rendimiento posible a tus horas estudio.

1. Elige en un sitio tranquilo y cómodo para estudiar. Un lugar sin ruidos, con buena iluminación y por supuesto con una buena silla y una buena mesa.

2. El horario de estudio también importa, no es aconsejable estudiar en intervalos distintos, lo mejor es estudiar todos los días durante las mismas horas. De esta forma, el hábito de estudio se consolida mejor y la productividad es mucho mayor.

3. La memoria es otra de las claves en el estudio, ya que tienes que almacenar los contenidos en tu cabeza para luego poder expresarlos en los exámenes. Es importante entender las cosas para memorizarlas mejor, si no hay un estudio comprensivo, recordarlo será mucho más difícil.

4. La prueba final de todo estudiante es el examen. Ese el momento más temido, por lo que hay que saber gestionar el antes de la prueba y el durante. Recuerda que el que aprueba eres tú y el que suspende también. El profesor sólo te marca el nivel, eso sí, las buenas relaciones siempre ayudan. Una vez que estás delante del examen debes leer las preguntas con mucho detenimiento, espera un poco antes de responder e intenta visualizar el contenido que has aprendido sobre esa cuestión. Es interesante responder en primer lugar las preguntas que mejor te sabes y dejar para el final las que peor llevas. De esta forma, gestionarás mejor tu energía y los resultados serán mejores.

5. El sueño es muy importante para afrontar un examen o una jornada de estudio con garantías. Muchos estudiantes pasan las noches en vela pero esta no es la mejor opción, es un reflejo de que no se ha trabajado bien y puede resultar muy agobiante aprender a marchas forzadas lo que se debería haber estudiando en su momento.

En caso de que no consigas los resultados esperados en una determinada asignatura, no te desanimes, intenta ver siempre lo positivo y saber que las horas no se pierden, tienes una parte del camino ya recorrido y confía que a la segunda lo aprobarás ¡Nunca pierdas la motivación!

Sabemos que has llegado a Formación Universitaria con mucha ilusión, motivado al máximo y que ahora quieres ser un estudiante responsable, es decir, prever, conocer y afrontar el estudio con toda garantía.

1

No vale culpar a otras personas o situaciones de un posible fracaso, eso sería poner obstáculos para lograr tus objetivos. Hay que afrontar el reto de estudiar con total plenitud, tanto a nivel mental como físico. Piensa sólo en ti e intenta hacerlo lo mejor que puedas.

 Si un alumno lleva a la práctica las claves que propondremos en este artículo, conseguirás ser un estudiante consecuente, adquiriendo habilidades que le ayudarán no sólo en lo académico, también en la vida en general.

 Prepararte cada día para aprender

Hay que pensar que estudiar es igual que trabajar. El estudio no es más que un entrenamiento para cuando des el salto al mundo laboral, siendo necesario adquirir distintas responsabilidades con el fin de tener una vida exitosa.

Es importante estudiar siempre a la misma hora, asegurándose de cumplir los objetivos diarios y tener el control de cada una de las asignaturas. Además, debes tener todos los materiales y detalles necesarios para estudiar.

Comprométete a tener una disposición activa, ser curioso y pregunta a tu tutor cualquier duda, no te quedes con la duda.

Anotaciones en los apuntes

Mientras estudias, debes hacer anotaciones, construyendo así la estructura y base de tu formación. Los apuntes ayudan a reflexionar y a resolver dudas, rindiendo mucho más y preparándote para el día de la prueba.

Es importante tener un cuaderno en blanco donde dar forma a todas esas anotaciones, esto te favorecerá a tener controlado todo el material mientras preparas cada asignatura.

Señala también los puntos principales de cada materia, los temas, las fechas de las tutorías o de los exámenes, así como cualquier circunstancia relevante puedan incidir en el resultado final.

Optimizar tu tiempo

Manejar tu tiempo con orden te ayudará a ser más eficiente y productivo. Sin duda, con disposición mejorarás tu rendimiento académico.

Es primordial utilizar un calendario o agenda para conservar apuntado todas las fechas importantes, las obligaciones o cualquier cita. No alargues las cosas, no esperes, hazlas y ya está, si no, tirarás tiempo a la basura y aumentarás el estrés.

Por otra parte, es aconsejable empezar por las tareas más complejas y deja para el final las más sencillas. También define y cumple el periodo que vas a tardar en cada actividad.

Ser previsor

Debes estudiar cada día, anticipándote a la fecha de examen. Evita esperar hasta el final para darlo todo. Debes ir comprendiendo los contenidos gota a gota, te ayudará a entenderlos mucho mejor. Te recomendamos comenzar por los conceptos generales y luego ir bajándolos al detalle.

Solicita ayuda a tus profesores y tutores

Un estudiante siempre tiene dudas y le cuesta comprender algunos conceptos. Si no las resuelves, su nivel y preparación será menor para el día del examen. Es conveniente apoyarse en los profesores y tutores, además de ser muy proactivo con el aprendizaje.

Asume responsabilidades con palabras y acciones

 Asume la responsabilidad de que si suspendes o no llegas a entregar un trabajo a tiempo, es por motivos o circunstancias que dependen de ti.

Es aconsejable comprometerse y aceptar las obligaciones que todo estudiante tiene. Esto reforzara la capacidad de sacrificio del alumno y tendrá una mayor y mejor concentración.

Para conseguir el éxito y mejorar los resultados académicos, se deben controlar varios aspectos que ayudarán notablemente al estudiante. Así que en este post vamos a comentar varios consejos o recomendaciones para que a un nuevo estudiante de Formación Universitaria, le vaya todo mejor.

1

Lo que pretendemos es reducir la posibilidad de que surjan imprevistos y que el estudiante esté más informado y se más proactivo, todo esto le ayudará a cursar con más éxito su año académico.

El estudiante y sus normas

Todo estudiante debe saber y conocer con detalle las normas que regulan toda la actividad y la relación del estudiante con Formación Universitaria, tanto a nivel de procedimientos académicos como administrativos, así como los correspondiente a la evaluación, al aprendizajes y al reconocimiento de los estudios. Por lo que recomendamos es que se lean detenidamente las normas generales del curso en cuestión.

El plan de estudio

Todo estudiante debe conocer detalladamente el plan de estudio del programa o curso del que se haya matriculado. Cada curso tiene una estructura programada de contenidos, requisitos y procedimientos, con lo que desde su inicio se establecerán ciertas reglas o condiciones importantes que el estudiante debe tomar en cuenta para evitar errores o desaciertos durante el año de estudio, y vaya alineado a lo que el curso le va a ir pidiendo.

La información de contacto actualizada

El estudiante debe tener actualizada la información de contacto para que Formación Universitaria pueda contactar con él e infórmale de cualquier acontecimiento o hecho relevante en relación a sus estudios, y más teniendo en cuenta que hablamos de formación a distancia.

Justo en el momento de realizar la matricula, el estudiante tendrá que facilitar esta información de contacto y si es modificada durante el curso, deberá igualmente actualizarla para evitar problemas de comunicación.

Plataforma

El estudiante debe saber manejar la plataforma y los contenidos digitales que Formación Universitaria les ofrece. Así podrá realizar sus consultas, ver sus notas, repasar su historial académico, entre otras cosas importantes.

Leer todo el documento

El estudiante debe conocer todo el material académico, los objetivos del curso, así como las tutorías y formas de la distribución de los contenidos. Es importante tener clara la dinámica del curso.

Organización

Registrar, planificar y organizar todo asignatura es clave para todo estudiante, con la idea de que le dedique el tiempo necesario y pueda cumplir con las fechas de cada asignatura, estando al tanto de todas ellas.

Así mismo, debe aprovechar todos los recursos que le ofrece Formación Universitaria. Hablamos de videos, blogs, audios, tutorías, prácticas y todo lo relacionado con los temas y contenidos propios de cada asignatura, así realizar un esfuerzo para la interiorización de los aprendizajes.

Guardar la documentación

El estudiante debe cuidar, organizar y guardar bien los contenidos, las tareas, los informes, los materiales y todo aquello que le pueda servir de respaldo para cualquier tipo de reclamación futura.

Visitar la web de Formación Universitaria

Es importante que el estudiante esté al tanto de todo lo que acontece en Formación Universitaria, por lo que deberá visitar su web, conocer mejor los servicios, los materiales, los profesores o todos aquellos contenidos que puedan ser útil para el estudiante.

Con la llegada del Año Nuevo llega el momento de hacer balance de todo lo que hemos hecho durante el año, y marcarnos objetivos y metas nuevas para el próximo año. Si no quieres que los buenos propósitos para 2017 acaben en el olvido deberás ser constante, estar motivado y ser organizado. Estos son los tres factores claves para alcanzar tus objetivos para el nuevo año. A continuación algunos consejos de parte del equipo de Formación Universitaria, para que hacerlos realidad esté en tu mano.

formacion-universitaria-objetivos

Una actitud positiva ante unos objetivos específicos

La inseguridad o el aburrimiento son palabras que no pueden existir en tu vocabulario a partir de hoy. Una actitud positiva ante lo que está por llegar es lo mejor que puedes hacer. Es parte fundamental que debes cumplir para mantener todo el tiempo esa motivación que necesitas para alcanzar tus metas.

Además, es importante que seas realista y te marques unos objetivos específicos, de forma clara y concisa. Esto te ayudará a proyectar tu camino, identificar qué quieres lograr y cómo puedes hacer para lograrlo. No te plantees objetivos generales, fija metas específicas, con resultados tangibles y plazos determinados que te permitan elaborar un plan de acción realista.

Analiza tus motivaciones académicas

Cuando llega el nuevo año, todos queremos cambiar nuestra rutina pero, en pocas semanas, este impulso y deseo puede perder fuerza. Para que esto no ocurra, tómate el tiempo necesario para reflexionar y analizar lo que te motiva. No te fijes en tu entorno, cada persona es diferente y tiene unas metas distintas en la vida. Para algunos, el simple deseo de aprender y alcanzar buenas notas es suficiente para mantenerlos motivados, sin embargo, para otros, les motiva aumentar sus conocimientos o prácticas en una materia concreta o superar algún obstáculo concreto con esa asignatura atragantada, o incluso cambiar de titulación o estudiar en una institución concreta.

Sea como sea, lo que te motive no es realmente importante; lo importante es entender tu motivación y usarla en tu beneficio para ayudarte a superar épocas difíciles.

Organízate y prioriza tus tareas

Lo mejor para ello es tener tu agenda o calendario muy a mano. Haz una lista diaria de lo que tienes que estudiar o las tareas que debes realizar. Organízate por horas lo que le dedicarás a cada materia y ten a mano los materiales que vas a necesitar para ello.

Establece en las tareas un orden de prioridades. Si llevas una asignatura peor o te cuesta más estudiarla, ponte a ello antes que con las demás. O por el contrario, ten en cuenta las fechas de entregas o exámenes para establecerte con qué tarea debes ponerte antes. No tengas en cuenta cómo van tus compañeros. Lo que para uno puede resultar complejo, para otro es más fácil. Márcate tu propia agenda y calendario de tareas.

No esperes a que las cosas sucedan ni a que se den las condiciones más favorables o a que la inspiración te ilumine; sé el arquitecto de tu propia vida y da pasos constantes hacia tu meta. Estos han sido sólo algunos consejos o recomendaciones para poder alcanzar tus objetivos académicos en 2017, pero sin duda, el futuro está en tus manos. En Formación Universitaria estamos para ayudarte y asesorarte en tu camino profesional, pero la motivación y la constancia es fundamental en ti mismo. Ya verás como la recompensa… ¡será mayor!

Uno de los grandes debates entre los estudiantes es si se rinde más estudiando de día o estudiando de noche. La realidad es que cada persona es diferente y que hay muchos factores que afectan a la productividad.

jpg

Sin embargo, hay cuestiones objetivas que ayudan a decidirse por la mejor franja horaria para estudiar. En este post vamos a conocer los beneficios de cada una de las dos opciones.

Ventajas de estudiar de día

Si te gusta acostarte temprano y sueles descansar bien, durante las primeras hora del día tendrás mucha más energía y mayor capacidad de concentración. También seguirías el ritmo natural de trabajo de la mayoría de las personas.

Lo cierto es que de día es más fácil localizar a la gente, principalmente a compañeros, profesores o tutores. De esta manera podrás resolver tus consultas de una forma más rápida.

Igualmente, la luz natural hace que la vista sufra menos. La luz artificial siempre genera mayor fatiga ocular y puede afectar al ritmo natural de sueño de cualquier persona.

Ventajas de estudiar de noche

Durante el día la actividad es más intensa, hay más posibilidades de ruido y las distracciones son mayores. Sin embargo de noche, suele haber un silencio sepulcral que ayuda a tener la máxima tranquilidad.

Si te gusta estudiar en bibliotecas, también de noche encontrarás mucha menos gente. Además la mayoría duerme y ni siquiera las redes sociales te distraerán.

Por otra parte, se dice que por la noche las cosas se ven distinta, que la capacidad creativa aumenta y las cosas se observan con un punto de vista distinto.

Si finalmente prefieres estudiar de noche, te vamos a dar unos consejos para que puedas aumentar tu productividad:

1.- Tener una rutina. Estudiar de noche de forma esporádica no funciona, se debe establecer una rutina diaria para que el cuerpo se acostumbre y se le pueda sacar el máximo rendimiento.

2.- Descansar durante el día. Estudiar de noche no debe suponer dormir menos. Descansar bien es la clave para conseguir el éxito académico.

3.- La iluminación. La iluminación es muy importante, no por ser de noche hay que estudiar con poca luz. Si la luz es poca intensa dañará los ojos y tu rendimiento se verá resentido, teniendo más posibilidad de tener sueño.

4.- Controlar el tiempo. De noche se suele controlar peor el tiempo, por lo que es importante una buena planificación para organizar los tiempos de estudio con los de descanso.

5.- Crear un grupo. Si conoces otros estudiantes que estudien lo mismo que tu y que suelan hacerlo de noche, debes organizarte con ellos para poder tener contacto y resolver posibles dudas.

Si te gusta estudiar más de día o si prefieres hacerlo de noche, nos gustaría conocer tu opinión. Esperamos comentarios ;)

Si has decidido empezar a estudiar y hacer algún curso con Formación Universitaria, debes saber que puedes duplicar tu velocidad de lectura por dos, entender mejor todo lo que lees y aplicarlo a tus estudio para conseguir mejores rendimientos académicos.

formacion_universitaria_lectura

Aunque pueda parecer ciencia ficción, es totalmente posible leer el doble en el mismo tiempo, aplicando determinadas técnicas que cualquier persona puede aprender.

Actualmente estamos ante una generación en la que diariamente se crea una gran cantidad de información, por lo que aprender este tipo de técnicas se hacen necesarias. Sobre esto hay datos sorprendentes, como por ejemplo que en los dos últimos años se ha escrito más que desde el origen de la humanidad al año 2003 (irrupción de internet).

Así que en este post os vamos a hablar de una serie de técnicas para que las apliques en su conjunto (no de forma aislada), ya que es la forma de sacar un mayor rendimiento.

Leer con el dedo

Nos referimos a la técnica de marcar la línea con el dedo, un bolígrafo o cualquier otro elemento mientras lees. Con esto estableces una conexión física entre la lectura y el cerebro.

Con el simple hecho de marcar lo que estás leyendo, liberarás cierta energía mental que te será útil para leer a mayor velocidad. El dedo se debe ir moviendo cada vez más rápido e ir amentando así la velocidad de lectura.

Como cualquier atleta, es recomendable hacer un calentamiento previo a la lectura durante unos minutos. Se debe coger el dedo y pasarlo súper rápido por la pagina aunque no se entienda lo que se está leyendo.

De esta manera, el calentamiento hace que una vez que se empieza la lectura, se haga a mayor velocidad que si no se hubiese hecho el calentamiento.

Esta técnica en las escuelas siempre han sido evitadas por los profesores, pero realmente es muy útil, sólo hay que pensar cuando una persona realiza una búsqueda en el diccionario o en agenda telefónica, que inconscientemente coloca el dedo para ayudarse en la lectura.

En conclusión, debemos saber que con esta técnica se libera una carga en el cerebro teniendo más energía para ser empleada en leer más rápido.

 La subvocalización

 El tema de la subvocalización es muy complicado porque habría que modificar un hábito que tenemos bastante interiorizado. Se trata de recitar con una “vocecita” interna lo que se está leyendo.

Esta técnica realmente no es necesaria para la comprensión, pero si que a nivel cerebral se añade un nuevo canal que ayuda a la lectura. Al hablar internamente, se vuelve a escuchar lo que se lee y favorece la memorización.

Sería interesante usar la subvocalización sólo en aquellas palabras que realmente aportan la información valiosa, para así ganar una mayor velocidad en la lectura.

Mejorar la comprensión

Los problemas de comprensión suelen estar relacionados con problemas de concentración. A todos le ha pasado alguna vez que ha empezado a leer una página y ha tenido que volver a leerla porque no ha comprendido nada.

Aquí lo que realmente pasa es que con la lectura normal y lenta el cerebro se aburre, no tiene información suficiente para estar trabajando a tope. Si se consigue leer más rápido, el cerebro se mantiene más ocupado y la concentración mejora al aumentar la velocidad de lectura.

Si somos lectores ágiles y rápidos, comprenderemos mucho mejor.

El momento de la lectura

En el momento de la lectura o el estudio, es importante tener un lugar adecuado con un buen sillón, una buena luz y un sitio adaptado para leer y estudiar de forma correcta. Si por ejemplo se lee en la cama, se podrá leer una novela para relajarse pero a las tres páginas esa persona se dormirá.

Por lo tanto, si lees para aprender, estudiar y sacar información de un libro, lo ideal es hacerlo en un lugar de lectura donde el cerebro sepa que va a leer, en el mismo lugar y en las mismas condiciones.

La iluminación también es muy importante y debe ser equilibrada. No se debe tener una iluminación externa muy fuerte, utilizar una luz de flexo con otra de apoyo que podría ser la de la habitación.

Por otra parte, en cuanto a la comodidad, se debe estar cómodo pero sin excederse, hay que encontrar el equilibrio entre estar cómodo y a la vez tener una posición adecuada para poder llevar acabo las técnicas que ayudarán a tener una lectura más rápida.

Memorizar mejor

Para memorizar mejor, hay que estar bien concentrados y eso se consigue principalmente con dos de los consejos anteriores, el de leer más rápido y hacerlo siempre en un lugar adecuado.

También es importante de cara a la memorización de la información practicar las asociaciones inverosímiles. Hay que saber que el cerebro piensa en imágenes y si se imaginan imágenes raras se memorizarán mejor.

Un ejemplo sencillo que ayudará a entender mejor lo de las asociaciones inverosímiles es el de una persona que tiene que ir a comprar pollo, huevos y harina y quiere memorizar dicha compra. Pues bien, si imagina una gallina haciendo malabares con unos huevos y lloviendo harina, seguro que no se olvidará de que tiene que comprar esos productos.

Es una técnica que se puede empezar a practicar con cosas sencillas, imaginando imágenes extrañas que seguro ayudará a recordar la información.

Hacerse preguntas adecuadas

Un consejo para estudiantes es hacerse una serie de preguntas adecuadas antes de comenzar la lectura, porque de esta forma se dirige a la mente con ciertas preguntas que determinarán el conocimiento de la lectura.

Si por ejemplo coges un libro de marketing, antes de leerlo te puedes preguntas que quieres aprender, leer el índice, mirar la portada, la contraportada e ir planteándote lo que quieres aprender. Incluso sería bueno escribir esas preguntas para que ayuden al cerebro a buscar esa información mientras lee.

Estamos seguro de que si desarrollas estos hábitos de lectura conseguirás mejorar tu velocidad, tus hábitos de lectura y tu rendimiento académico será mayor, conseguirás con mayor facilidad tus objetivos ¡No te pongas límites!

Si has empezado a estudiar con Formación Universitaria, ahora más que nunca debes saber que vas a necesitar de unos buenos hábitos, ya que son muy importantes para que consigas tu objetivos. En este post te vamos a enseñar como funcionan para que puedas conseguir tus propósitos con un menor esfuerzo.

1

 Es importante saber que cuando generamos un hábito, creamos un destino en piloto automático, delegando en el subconsciente una conducta para que nuestra mente trabaje, sin apenas gastar fuerza de voluntad.

A día de hoy se sabe que la fuerza de voluntad se agota, no podemos estar a tope durante todo el día, con la misma capacidad para hacer de todo. Por esto, podemos decir que gracias a los hábitos, consumiremos menos de nuestra fuerza de voluntad.

Si tenemos hábitos consolidados conseguiremos hacer mas acciones y producir más, aumentaremos nuestro poder mental y consiguiendo una fortaleza interna que nos permitirá llevar a cabo lo importante de verdad.

Esto no quiere decir que lo que hagamos a través de los hábitos no sea importantes, pero si lo podemos automatizar mejor que mejor, así conseguiremos menos energía y seremos mucho más productivos y consumiremos menos energía.

Para consolidar un hábito lo mejor es hacerlo siempre en entornos parecidos y obteniendo una recompensa. Por ejemplo, me levanto por la mañana veo unas zapatillas deportivas, eso me indica que debo ir a correr, voy a correr y cuando llego me pego una ducha y obtengo una recompensa, me siento física y mentalmente bien.

Si lo que se quiere es no perder mucha fuerza de voluntad debemos empezar el día con lo que más nos cuesta, porque como hemos dicho anteriormente, la fuerza de voluntad se agota.

Para entendernos mejor, vamos a utilizar la metáfora de cuando vamos a llenar un tarro de piedras. Si empezamos a llenarlo con las piedras pequeñas, seguramente luego las piedras grandes no nos entraran. Sin embargo, si empezamos por colocar primero las piedras grandes, luego las más pequeñas acabarán entrando por los espacios más pequeños. Así que lo que tenemos que hacer es empezar por lo más difícil y terminar por lo más fácil.

Se ha hablado mucho de los días que necesitamos para consolidar un hábito. En un principio se hablaba de los 28 días, últimamente se escucha más hablar de los 66 días consecutivos para asentar un hábito. Lo cierto es que son datos estimatorios, no son más que una media y también dependerán del hábito en cuestión. Vamos a poner un ejemplo un poco extremo para entendernos: si coges el hábito de tomar un poco de chocolate cada mañana, va a ser un hábito fácil de asimilar, pero lo que queremos es meditar una hora cada mañana, necesitaremos más días para finalmente reafirmarlo.

En cualquier caso, lo que debemos tener claro es que los hábitos son muy importante, haga el tiempo que haga falta para consolidarlos.

Y si damos un pasito más, podríamos hablar de un ritual, es decir, un conjunto de hábitos que nos llevan a sentirnos de una determinada manera. Por ejemplo, me levanto por la mañana, me pongo a hacer estiramientos, de repente me pongo a hacer meditación 15 minutos, después me doy una buena ducha de agua fría para activar el metabolismo y estar más despierto, etc.

Lo cierto es que los rituales son muy poderosos y conducen a sentirnos de una determinada manera, con un resultado muy positivo en nosotros mismos.

Formación Universitaria es una institución académica autorizada por la Universidad Nebrija, a través de su Centro Integral de Formación Continua. Esto nos permite impartir cursos profesionales con diploma de título propio universitario dentro de la amplia oferta formativa de este reconocido Centro. De esta forma nuestros alumnos tienen a su disposición una amplia selección de Cursos Acreditados en modalidad no presencial.

fu-universidad-nebrija

La Universidad Nebrija es una de las instituciones educativas de mayor prestigio de España, con titulaciones destacadas a nivel nacional, por su calidad y por contar con los mejores materiales didácticos. Los alumnos que superen con éxito el Programa de estos cursos, obtendrán la titulación universitaria correspondiente, que será́ expedida por la Universidad Antonio de Nebrija como Formación Continua.

Nuestra Institución Académica está debidamente autorizada por la Universidad Nebrija a través de su Centro Integral de Formación Permanente para impartir una amplia oferta formativa en modalidad no presencial. Estos Cursos Acreditados por la Universidad abarcan un gran número de áreas formativas, destacando a nivel nacional las relacionadas con Administración, Servicios Sociales, Agraria, Comercio y Marketing, Hostelería y Turismo, Sanidad o Imagen Personal, entre otras.

Los diplomas con Reconocimiento Universitario te dan la posibilidad de poder potenciar tu currículum y tu empleabilidad. Con este diploma con Reconocimiento Universitario podrás acreditar formalmente tus conocimientos cursados. Para realizar la mayoría de estos Cursos Acreditados por la Universidad, tan solo necesitas tener el nivel de estudios adecuado al programa formativo.

Contacta con nuestro equipo y te asesoraremos sobre los Cursos con Reconocimiento por la Universidad Nebrija – Centro Integral de Formación Permanente.

La Formación Profesional ofrece al estudiante la posibilidad de recibir una formación reglada y de buen nivel para incorporarse como un trabajador cualificado al mercado laboral. Se trata de una formación más práctica respecto a otras titulaciones universitarias convencionales y con un amplio abanico de titulaciones en los sectores profesionales más demandados. Si estás pensando en iniciar este tipo de estudios, te ofrecemos toda la información que necesitas para tomar la decisión e incorporarte al mercado laboral.

fu

 Aumenta la demanda de profesionales formados en FP

Actualmente, el 21% de las ofertas de empleo de calidad en España requieren de títulos de FP, siendo por tanto la segunda formación más solicitada por las empresas españolas, solo por detrás de la formación universitaria. La FP tiene buenos resultados en cuanto a la inserción laboral. Cada vez más, las empresas confían en ella, ya que además esta metodología está implantada en nuestro país desde hace años.

Amplio abanico de titulaciones

Casi medio centenar de cursos de FP forman el amplio abanico de titulaciones en diversos sectores y ámbitos que ofrece Formación Universitaria. Estos cursos y titulaciones da la posibilidad al alumnado de formarse de manera directa en el sector que le interesa para su futuro laboral con un enfoque muy práctico y muy centrado en su empleabilidad.

Las titulaciones con mayor salida laboral

Según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE),  las titulaciones de FP con mayor salida laboral en 2016 han sido en los sectores administrativos, sanitarios, tecnológicos y en comercio y marketing.

En este sentido, el ciclo de FP de Grado Medio de Técnico en Gestión Administrativa es el ciclo que genera más contratos anuales en España con un total de 200.773 contratos en 2016, un 9’54% más que el año anterior. En cuanto al ciclo superior de Administración y Finanzas, con 133.559 y un 10’97% más de contratos acumulado, se consolida como el ciclo superior con mayor contrataciones.

Los auxiliares de enfermería es la segunda profesión más demandada en el mercado laboral. Aunque las ofertas de trabajo para los Universitarios de Enfermería estén pasando por una gran crisis en España, los auxiliares tienen una gran demanda por parte de clínicas públicas y privadas, ambulancias, hospitales geriátricos, etc…, aumentado la oferta en un 10’66%.

En Tecnología destacan los analistas y diseñadores de software y multimedia, y los administradores de sistemas y redes. La demanda siga aumentando debido al desarrollo tecnológico constante en todos los sectores productivos; mientras que en el sector del Comercio y Marketing, las empresas españolas buscan profesionales capaces de planificar, organizar y gestionar las ventas y la promoción para la expansión de su empresa. Un sector profesional que se prevé que siga aumentando en próximos años.

Una formación más práctica

Actualmente, la formación práctica es esencial para el alumnado. Las prácticas supone seguir con su formación en una empresa real, donde el alumno obtiene su primer contacto con el mundo laboral, así como el ganar experiencia en el sector profesional que cursa. Además, descubren también cuáles son las funciones específicas del puesto antes de tener el título, de forma que se sienten bien preparados para el reto laboral que les viene.

En Formación Universitaria, impulsamos tu empleabilidad a través de nuestra fuerte conexión con las empresas, lo que permitirá potenciar tu desarrollo profesional. Nuestros alumnos se emplean, y esto ¡te puede pasar a ti!