formación a distancia

Un examen es una prueba cargada de tensión que todo estudiante debe pesar en multitud de ocasiones. Independientemente de la materia y el nivel, será una prueba única que requiere de una entrega ‘total’ por parte del estudiante.

FOTO-FU-BLOG

Lo habitual es cometer una serie de errores que vendrá bien afrontarlo teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

 

No ser negativo antes de tiempo

 

Muchas personas, por su forma de ser y pensar, se invaden de negatividad antes de hacer el examen y eso no es nada bueno. La predisposición negativa no contribuye a tener una buena motivación, todo lo contrario, hace sentir mal y perjudica mucho. Piensa en positivo, vive el presente y no le des tantas vueltas a las cosas.

 

Los errores ya cometidos no se deben repetir

 

De los errores se aprende, ¿no?. La experiencia de los exámenes ya realizados, será clave para evitar errores futuros diseñando un plan alternativo. Así que si siempre actúas con un mismo patrón, te llevará al mismo punto de siempre. Cambia y prueba hasta tener lo que deseas.

 

Planificación

 

La organización es importante para todo en la vida. Te recomendamos que el día antes tengas preparado todo lo que debes llevar para hacer el examen, de lo contrario, tendrás mucho más nervios y más cosas que hacer antes de la hora de la prueba. Así que si quieres tener una previa relajada, déjalo todo ok e intenta descansar.

 

Enfócate

 

El examen es importante pero sin dramatizar, si se suspende, siempre hay una segunda oportunidad. No cargues de tensión la situación y céntrate sólo en sacar la mejor nota que puedas. Te vendrá muy bien saber relativizar el fracaso.

 

Duerme bien, igual que siempre

 

Por estar de exámenes, no deberías dormir menos, todo lo contrario, duerme igual que siempre. El descanso también ayuda a calmar los ánimos, mejorar la concentración y ten una visión positiva. El descanso ayudará también a aumentar la comprensión lectora incluso en el propio examen.

 

Además, dormir poco en época de examen viene también ocasionado por dejar las cosas para el final, así que recuerda el punto anterior de la planificación no sólo antes del examen, también durante el periodo de estudio.

 

 

 

 

Atendiendo a los datos cuantitativos, el mercado laboral ha mejorado en el mes de febrero con respecto al de enero, contando con un crecimiento de 3.279 personas. Además, existen 3.289 millones de desempleados, siendo el peor mes de febrero desde 2013.

 1

Tras la Campaña de Navidad, se quedaron en el camino 200.000 puestos de trabajo, aumentando en febrero las cotizaciones a 18,88 millones, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El sector que más ha destacado en esta recuperación es la industria, muy condenada en los últimos tiempos por el cierre de distintas plantas y el freno del mundo del motor. Por su parte, servicios y construcción también aumentan sus números.

Reseñar también que con el comienzo de año ha venido acompañado de un aumento del salario mínimo a 900 euros y los analistas se cuestionan si esto ha podido tener relación con la creación de puestos de trabajo.

Consideramos importante también destacar el aumento de afiliación en los siguientes sectores:

  • Construcción: 25.959 nuevos ocupados.
  • Educación: 20.757 nuevos ocupados.
  • Hostelería: 19.649 nuevos ocupados.
  • Industria Manufacturada: 12.793 nuevos ocupados.

Por otra parte, ¿cómo influye la formación a la hora de encontrar trabajo?

Las personas que forman nuestra sociedad cada vez están más formadas, y hoy una persona con Titulación Universitaria ya no sobresale como antes. Es decir, la titulación por sí sola ya no vale como antes.

Ahora se valora y mucho los conocimientos específicos en áreas concretas, de ahí la importancia de seguir estudiando para poder adaptarse a la economía y sociedad globalizada, que está en constante proceso de cambio.

En definitiva, la formación es una oportunidad y así debe ser asumida, para que genere oportunidades respecto a la competitividad laboral. Así, os animamos a conocer la importante oferta formativa que tenemos en Formación Universitaria.

Las empresas trabajan para conseguir resultados, eso está claro, y para hacerlo de forma efectiva, es fundamental que las organizaciones trabajen en equipo teniendo una buena comunicación, coordinación, complementariedad, confianza y compromiso.

 1

Sin estos ingredientes es muy complicado conseguir la productividad querida, de ahí que surja término ‘Team Building’. Estamos ante una corriente que en Formación Universitaria ya tenemos integrada en nuestro propio ADN.

Aunque nos parezca un concepto reciente, vemos que se empezó a usar en 1920 cuando Willian McDougal, un psicólogo social y autor del famoso libro The group mind, obra que alude a los equipos de trabajo aptos para conseguir los objetivos definidos por la empresa.

 Estamos ante una “Construcción de equipos” mediante actividades enfocadas a producir colectivos de alto rendimiento con procesos sistemáticos para mejorar las conexiones entre los trabajadores, la cohesión grupal, la resolución de problemas y la toma de decisiones.

 Las acciones están proyectadas para hacer frente y exponer los problemas interpersonales dentro del grupo. Las actividades de construcción de equipos son muy beneficiosas en grupos deportivos pero también en  estudiantes dirigidos al sector empresarial.

 Los beneficios del Team Building

 Se ha comprobado científicamente que conseguir unos objetivos a través de una adecuada formación de equipo, afecta a la manera cognitiva al rendimiento. Nos referimos a un impacto positivo en el ánimo de los integrantes del equipo, mejorando la cohesión y la confianza entre ellos.

Así se consigue:

  • Aumentar la motivación de los trabajadores
  • Disminución de los conflictos y tensión entre ellos
  • Mejores resultados tanto a nivel colectivo como individual
  • Refuerzo de la confianza mutua dentro del grupo
  • Destaca el ambiente de trabajo y la creatividad

¿Cómo practicar Team Building?

 Los pasos a seguir comienzan con una buena planificación, instaurando actividades con semejanza a la situación cotidiana del trabajo y medir los resultados.

Planificación

Hay que reconocer aquellas áreas sobre las que el equipo tiene limitaciones, recogerlas por escrito y formular una serie de propuestas y poder diseñar un plan personalizado que elimine las carencias de los empleados.

Creación de actividades

 Las ocupaciones deben ser creadas a través de un maduro proceso de reflexión que ayude a seleccionar a los trabajadores que realmente pueden identificar los errores del equipo.

Seguimiento

Medir cada 15 días los resultados y ver si realmente el equipo ha mejorado. Las estrategias deben ser flexibles y adaptativas, teniendo que verse reducida las carencias definidas en un primer momento.

A modo de ejemplo, vamos a seleccionar algunas actividades:

El trivial de la empresa. Se puede convertir en un juego muy divertido y a la vez eficaz, siempre y cuando se prepare una serie de preguntas sobre el sitio de trabajo, color de las paredes, la marca de los dispositivos tecnológicos, etc.

El éxito personal. Se forman grupos de tres – cuatro personas y cada uno de ellos tiene que imaginar cuál sería su situación profesional deseada, eligiendo el momento adecuado tener que explicárselo a sus compañeros en apenas dos minutos. Se trata de desarrollar aquellos factores de éxito para cada momento.

Actividades deportivas. La competición y competitividad interna también es recomendable siempre y cuando lleve implícito el trabajo en equipo. Para ello, hay que coordinar bien a los miembros. Los torneos de tenis de mesa, pádel u otros, son ideales.

Jornadas gastronómicas. Los concursos de cocina son muy divertidos y altamente eficaces. La preparación de recetas en equipos o las cenas temáticas, ayudan a cohesionar al grupo.¿Te ha parecido interesante este post?, ¿lo compartes con tu comunidad?

 

 

 

 

Los salarios en 2018 han crecido por encima de lo visto en los últimos 5 años, mostrando un salto más en la recuperación económica. Si en un primer momento tuvo su reflejo en la actividad, hoy lo tiene en el empleo, y en definitiva, en el bolsillo de los trabajadores.

1

Podemos decir que los salarios crecieron un 1% durante 2018, porcentaje que aunque pueda parecer pequeño, supone el mayor crecimiento desde 2013 cuando lo hicieron en un 1,4% (datos extraídos de la contabilidad del INE).

Por aquel entonces, los sueldos crecieron en esa dimensión porque en el cuarto trimestre de 2012, los empleados públicos no recibieron la paga extra de Navidad. Si obviamos esto, el avance del 1% de 2018 implicaría el mayor incremento retributivo desde 2010.

De esta manera, los sueldos se vieron incrementados tres veces más de lo sucedido en 2017. Por aquel entonces fue de un 0,3%, estando por debajo del incremento del 2% sobre el valor de los precios.

Atendiendo nuevamente a los datos del INE, la remuneración media alcanzó en 2018 los 35.568 euros por cada trabajador, incluyéndose las cotizaciones sociales. Si se da de lado a este efecto, el sueldo medio de los asalariados sería de unos 25.500 euros aproximadamente.

En términos absolutos, estamos ante el mayor nivel de retribución media por asalariado desde 2015, fecha en la que se produjo la devolución del 50% de la paga extra no recibida en 2012. Así, los salarios crecieron en un 0,8%, aunque en 2016 se devolvió el otro 50% de extra de Navidad, viéndose menoscabado los sueldos en un 0,5%. Aquí si apreciamos un porcentaje más cercano a la situación salarial de los últimos años.

Podemos decir que tanto en la crisis como en el periodo de recuperación, los salarios han sido el último eslabón en percibir los cambios de salud de la actividad, lo que nos hace ver la dureza con la que actúa el mercado laboral.

A pesar de todo, aunque la economía española destruyó más de tres millones de empleos en 2009, entrando en recesión ese mismo año con un -3,6%, los salarios por entonces llegaron a crecer un 4,4%. En 2008, con la burbuja inmobiliaria lo hicieron en un 6,8% pero durante la crisis, la congelación ha sido la tónica general.

Las razones del aumento de salario en 2018 tiene varias razones que lo justifican. En primer lugar, el acuerdo conseguido en marzo entre el Gobierno y los funcionarios que aumentaron sus sueldos en un 9% en tres años con variables vinculadas al PIB y al cumplimiento del déficit. Meses después, también es una causa determinante el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) conseguido por sindicatos y la patronal, quienes recomendaban un aumento de salario del 3%, con un fijo del 2% y un 1% relacionado con la productividad.

 

Para 2019 se prevé un crecimiento del 2%, año que se presume determinante para la recuperación salarial y lo que supondría el mayor avance de los sueldos en los últimos diez años.

 

 

 

El sector de las Telecomunicaciones ha evolucionado enormemente en los últimos años, quizás es uno de los sectores donde mayores inversiones se ha realizado y donde mayor empleabilidad se ha producido en los últimos años.

FU-TELECOMUNICACIONES

Según un estudio realizado por Deloitte, y recogido por Europa Press, en España se han invertido más de 126.000 millones de euros desde 1998. En cuanto al empleo se ha generado más de 440.000 puestos de trabajo anuales de media, destacando la cifra de 2017 que llega a los 550.000 empleos.

Un sector de amplia proyección

Estudiar curso o Formación Profesional relacionada con las telecomunicaciones asegura una amplia proyección en la administración, creación, diseño y gestión de los sistemas tecnológicos y de información. Además, el profesional de las telecomunicaciones tendrá la posibilidad de trabajar en distintas áreas, otorgándole la posibilidad de investigar y desarrollar nuevos procedimientos y tecnologías, adoptando así grandes habilidades técnicas en el sector.

Grandes oportunidades en el extranjero

El lenguaje que se emplea en el sector de las telecomunicaciones es universal y de gran demanda laboral no solo en España sino en el resto del mundo.  Por todo ello, estudiar telecomunicaciones te brinda la oportunidad de trabajar en cualquier parte del planeta. ¡El idioma es una necesidad imperiosa en este sector! El control total del inglés o el alemán será una ventaja esencial para abrirte camino en las telecomunicaciones.

Aprendizaje constante

El sector de las telecomunicaciones ofrece la posibilidad de un constante aprendizaje. El sector avanza y evoluciona a pasos agigantados, por lo que una vez cumplimentados los estudios y la adquisición de conceptos, el estudiante siempre seguirá aprendiendo en la materia pero ya en el mundo laboral. Debe ser clave en el estudiante mostrar inquietudes en las tecnologías y en la predisposición de adaptarse a los futuros cambios. La tecnología de hoy en día nada tiene que ver con la de hace 10 años. Dentro de otros 10 años, la tecnología nada tendrá que ver con la actual, quedando nuestros conocimientos totalmente obsoletos.

 

En Formación Universitaria, las telecomunicaciones están muy presentes. Obtén con nosotros el título de Telecomunicaciones con reconocimiento universitario por la División de Formación Continua de la Universidad Lebrija, así como cursos preparatorios de FP en esta área, cursos de enseñanza técnico profesional, y programas acreditados por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid. Todo ello permitirá al alumno, sin lugar a dudas, incrementar sustancialmente su currículo laboral y prepararse profesionalmente en el sector de las Telecomunicaciones.

La caligrafía es el talento de escribir bien, aportando un estilo propio y consiguiendo una letra bien conformada. Así se ha ido educando en las escuelas desde antaño, aunque según ha ido avanzando la sociedad, se han producido cambios significativo.

1 (2)

La caligrafía, como ocurre con la mayoría de las cosas, depende de la persona que la realiza, por lo que los estilos son tan variados como formas de ser existen. Lo cierto es que se aprende en las escuelas y luego se fortalece de forma individual. Así, tanto maestros como padres, son claves e influyentes en la definición en la caligrafía de los niños, siendo ellos quienes pueden trabajar en la mejora de la caligrafía.

Ejercicios para mejorar la caligrafía

Llevando a la práctica la famosa frase de “sólo se aprende a escribir, escribiendo”, nos deja clara que la mejora de la caligrafía no sólo es una cuestión de niños, también de mayores.

Existen numerosos ejercicios para ir perfeccionando la técnica de escribir. En internet se pueden descargar hojas con distintos estilos y tamaños, o bien, se puede recurrir a los típicos cuadernillos.

En el portal web “Todo Sobresaliente”, hay un generador de caligrafía gratis donde escribir textos propios que se pueden imprimir y luego trabajar. También está “De caligrafía”, una site donde descargar gratuitamente fichas y ejercicios para todos los niveles. Es ideal para cualquier edad y los ejercicios aparecen divididos en básicos, sílabas, palabras y frases.

Otro página muy interesantes para practicar la caligrafía es “Pekegifs.com”, tanto para letras mayúsculas como minúsculas, e igualmente, disponible para todas las edades. Esta web destaca por tener juegos, dibujos para colorear, cuentos, test y una gran variedad de ejercicios, todos ellos muy divertidos.

También resalta “Mclibre”, una página web con fichas caligráficas centradas en la habilidad de escribir. Para poder acceder a las fichas sólo hay que rellenar un sencillo formulario y estarán listas para ser imprimidas en pdf.

Finalmente, también mencionaremos la “Caja de recursos”, que cuenta con un excelente generador de fichas caligráficas también para imprimir. Se pueden elegir distintas alternativas, bien punteadas, cuadrículas, tamaño de letra u orientación de la página.

Deseamos que esta información haya sido de valor para ti y para tus hijos, ayudando a mejorar la caligrafía y conseguir una letra más bonita.

 

 

 

 

Los futuros puestos de trabajo que se van a crear en España estarán repletos de profesionales con cualificaciones en Formación Profesional. Según un estudio realizado por las agencias Cedefop y Eurofound de la Unión Europea sobre el futuro del empleo Skills Forecast,  el 65% de los profesionales tendrán cualificaciones medias y un 35% con altas (FP de grado superior y graduados universitarios).

FU-1

Esa predicción sobre el futuro del mercado laboral es todo un desafío para el Gobierno y las entidades formativas como Formación Universitaria. Si miramos a los datos medios que muestra la OCDE, España no tiene una tasa de escolarización en FP que destaque, todo lo contrario. España tiene un 12% frente a la media del 26% que presenta la citada OCDE.

Los empresarios están atentos a las próximas necesidades que van a tener. Aunque a pesar de lo anterior, España ya tiene datos con mejorías, habiéndose matriculado durante el curso 2017-2018 más de 824.000 estudiantes en FP. Un volumen que viene a significar un 71% más de lo marcado hace 10 años.

Por otra parte, una de las partes más relevantes  del informe Panorama de la Educación 2017 elaborado por la OCDE, dice que los países que tienen más programas en FP son más efectivos en acciones contra el desempleo juvenil.

La labor de determinadas instituciones como la nuestra es  ayudar a mejorar la imagen social injusta que tiene la FP, que no se corresponde para nada con la situación que vivimos en estos momentos, ya que los trabajos que se pueden conseguir a través de ella no son de baja cualificación.

En la línea de lo anterior, el Gobierno actual ha anunciado cambios que afectarán a la aprobación de nuevos grados, cambiándose algunos temarios con la intención de añadir contenidos de robótica o ciberseguridad.

La realidad nos dice también que los empresarios españoles están buscando trabajadores fuera de España, ya que con las plazas existentes de FP no se cubre la demanda de sectores destacados como pueda ser el de la industria 4.0.

Otro dato de gran relevancia es que el empleo dirigido a titulados en FP ya ha superado al de los graduados universitarios. Justamente el 40,3% de las ofertas de trabajo están destinadas a candidatos con esta formación, lo que supone ocho puntos más que en 2017 y apenas un 0,2% menos que las que se destinan a titulados universitarios.

Lo habitual es que una persona desempleada esté buscando trabajo, pero no cualquier empleo, sino aquel que de razón a su vida. De esta forma, surgen dos palabras: elegir y sentido.

1

Hoy en día, el mercado laboral está cambiando y mucho. Ya no es cuestión de conformarse con lo primero que uno encuentra, hay que ir más allá e intentar dedicarse a algo que realiza y ayuda a crecer como persona.

Para ello, es importante tener precisión a la hora de elegir la formación, es clave para plantar esa semilla que luego dará los buenos frutos. Se trata de valorar de forma conjunta lo que uno quiere, lo que le motiva y lo que pretende conseguir en su futuro.  Aquí nuestra oferta formativa.

Llegada a este punto, tiene  que ser la propia persona la que valore y entienda que es ella misma la que dispone de la capacidad de elegir. En ocasiones, cuando el mercado parece limitado, la capacidad de seleccionar puede parecer excesiva, ilusa, pero no lo es. No hay que perder el sentido de trascendencia que tiene cada decisión,  por lo que es importante buscar el apoyo en el entorno más cercano y  poder encauzar con ellos el futuro profesional deseado de una manera más eficaz y cómoda.

Por ello, como ya hemos indicado, debes elegir formación, proyectos y relaciones profesionales que te den esperanza. Así que presta atención al siguiente ejercicio práctico:

  • Escribe 5 proyectos, empresas, profesionales y equipos de trabajo que te inspiren y hagan soñar. Si son de tu entorno, mejor que mejor. Mientras lo haces, observa tu pensamiento, analiza lo que sientes y determina con que emociones conectas. La ilusión puede ser la principal. Esto te aclarará mucho tu camino.
  • Luego, a esas personas, entidades, empresas y demás, hazle saber tu interés, sin crear expectativas concretas, pero que sepan que estás ahí. El simple hecho de compartirlo dará forma a tus objetivos y será el primer paso para conseguirlo.

 

Y para finalizar, aplica coherencia y cuestiónate si realimente puedes alcanzar lo que quieres conseguir. Los objetivos deben ser alcanzables. Si la respuesta es SI, estarás a punto de encontrar la actividad, los proyectos y las relaciones profesionales que te harán vibrar. Recuerda, se trata de elegir y dar sentido, ¡de ti depende!

El emprendedor “Todoterreno” también apuesta por la formación

Los emprendedores tienen 2 habilidades muy bien definidas como son la constancia y la definición de objetivos. Esto les hace ser unos profesionales distintos, unido a otras capacidades que se van entrenando día a día y que permiten alcanzar el éxito profesional.

 1

En este post, vamos a analizar algunas de estas competencias:

El entusiasmo

Un emprendedor es un verdadero entusiasta de todo lo que hace. La pasión es su motor y el día día se convierte en una carrera de fondo con sus subidas y bajadas que requieren de una postura positiva en todo momento para poder llevarlo bien.

La formación en el emprendedor

La formación en el emprendedor es clave para ejecutar sus ideas con garantías. Las buenas intenciones, las ayudas y los deseos no son suficientes por sí solas, se necesita además de formación específica.

El emprendedor debe conocer las metodologías que le permitan reducir el riesgo a la hora de lanzar sus proyectos al mercado, por lo que deben encontrar formación para emprendedores diseñadas con este fin. Te animamos a que visites nuestra web www.formacionuniversitaria.com  y eches un ojo.

También es muy importante la formación económica y disponer de los conocimientos financieros suficientes para conseguir que la empresa gane y no pierda. La solvencia no llega a fin de mes si no se tiene el saber suficiente.

Mirar hacia el futuro

El emprendedor también debe tener instinto para los negocios, esa visión que permite anticiparse a las exigencias de los consumidores antes de que lo cree la competencia.

Proactividad

¡Muy importante! Hay que estar en alerta, analizando las posibles mejoras y oportunidades de negocio. Esto es vital para el crecimiento en positivo de toda empresa. La creatividad también es otro gran valor, sobre todo cuando ayuda a alcanzar los objetivos definidos.

Ser un buen comunicador

Comunicar de forma precisa es una herramienta muy positiva para conseguir clientes potenciales. El emprendedor tiene que desarrollar tanto habilidades de comunicación interna como externa. Aquí igualmente contar con formación es marketing es un gran extra.

Saber resolver conflictos

La vida de un emprendedor no  está exenta de enfrentamientos, por lo que habrá que resolverlos de forma rápida y eficaz. Para ello, es también vital contar con organización y planificación en el diseño de los proyectos, intentando controlar los elementos que intervienen en la idea de negocio.

 

 

Muchas personas tienen experiencia profesional pero no tienen reconocida oficialmente sus competencias profesionales. Para ello, pueden optar por un proceso a través del cuál recibirán una acreditación oficial, siendo previamente evaluados de sus competencias profesionales adquiridas a través de dicha experiencia laboral y otras vías no formales de formación.

 1

Estamos hablando de un conjunto de conocimientos y capacidades que permiten el ejercicio de la actividad profesional según las exigencias de la producción y el empleo. Las cualificaciones se organizan en unidades de competencia, siendo dichas unidades la combinación de competencias profesionales, susceptibles de reconocimiento y acreditación parcial.

Toda unidad de competencia tiene agregado un módulo formativo o profesional, donde se explica la formación indispensable para conseguir la mencionada unidad. El conjunto de unidades de competencia que forman la cualificación profesional son los referentes para confeccionar las ofertas formativas que conducen a los títulos de Formación Profesional y a los certificados de profesionalidad.

Existe un procedimiento único regulado por el Real Decreto 1224 / 2009, tanto para el ámbito educativo como para el ámbito laboral. Esta norma conlleva la ejecución de convocatorias por las administraciones competentes para determinar y demostrar la competencia profesional de los candidatos que quieren considerarla.

Las personas que intervengan en estas convocatorias podrán acreditar unidades de competencia que son parte de un título de Formación Profesional o de un Certificado de Profesionalidad.

Al terminar el procedimiento, será la comisión de evaluación quién señalará la formación complementaria que el trabajador en cuestión tiene que estudiar para el caso de que quiera continuar con su formación y así poder obtener el título de Formación Profesional o el Certificado de Profesionalidad.