Medios Sociales
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On GooglePlusVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed

organización

Podríamos pensar que la innovación laboral es aquella que adopta soluciones innovadoras en los procesos y en la organización de la propia actividad, así como en el lugar de trabajo, aunque en realidad es mucho más.

La innovación laboral tiene dos protagonistas esenciales como son el empresario y el empleado. Por lo que a continuación, vamos a desmenuzar que entendemos por innovación, analizando varios tips que ayudarán al trabajador a ser innovador.

fu-innovacion

Conocer el mercado

Una de las claves más importante es entender al mercado, vivimos en un mundo que cambia rápidamente, estamos todo el tiempo conectado y es difícil de sorprender, por lo que hay que entender como funciona.

El mercado actual pide cada vez más vivir experiencias, y la realidad es que somos muy difíciles de impresionar. Lo importante ya no es el producto o el servicio que ofrecemos, si no lo que pasa en la vida del cliente, su experiencia de compra y que es lo que sucede después.

Ser un estratega

Estamos ante una época con una gran desmaterialización, debes tener claro como podemos utilizar la tecnología para aumentar potencialmente las ganancias y entender claramente el modelo de negocio que tiene.

Los modelos de negocio se están transformando. De hecho, podemos verlo claro en el mundo de los videojuegos donde hemos pasado de vender un videojuego a un precio elevado a vender muchos videojuegos a precios económicos con ventas transversales, como accesorios, apps y otros.

Ser disruptivo

Estamos en un mundo con un nivel de calidad impresionante en todos los ámbitos, la guerra de precio es real y es fácil encontrar lo más económico. Por lo que debes aportar nuevos valores que verdaderamente ayuden a conectar con el cliente y justifiquen el precio de tu producto o servicio.

Por ejemplo, el caso de Red Bull dice “somos adrenalina”, es un mensaje en forma de estilo de vida y es lo que le ayuda a conectar con su público objetivo.

Sin duda, estas tres pinceladas te ayudarán a aportar valor como trabajador o guiar mejor tu negocio en esta nueva era tan competitiva.

Con la llegada del Año Nuevo llega el momento de hacer balance de todo lo que hemos hecho durante el año, y marcarnos objetivos y metas nuevas para el próximo año. Si no quieres que los buenos propósitos para 2017 acaben en el olvido deberás ser constante, estar motivado y ser organizado. Estos son los tres factores claves para alcanzar tus objetivos para el nuevo año. A continuación algunos consejos de parte del equipo de Formación Universitaria, para que hacerlos realidad esté en tu mano.

formacion-universitaria-objetivos

Una actitud positiva ante unos objetivos específicos

La inseguridad o el aburrimiento son palabras que no pueden existir en tu vocabulario a partir de hoy. Una actitud positiva ante lo que está por llegar es lo mejor que puedes hacer. Es parte fundamental que debes cumplir para mantener todo el tiempo esa motivación que necesitas para alcanzar tus metas.

Además, es importante que seas realista y te marques unos objetivos específicos, de forma clara y concisa. Esto te ayudará a proyectar tu camino, identificar qué quieres lograr y cómo puedes hacer para lograrlo. No te plantees objetivos generales, fija metas específicas, con resultados tangibles y plazos determinados que te permitan elaborar un plan de acción realista.

Analiza tus motivaciones académicas

Cuando llega el nuevo año, todos queremos cambiar nuestra rutina pero, en pocas semanas, este impulso y deseo puede perder fuerza. Para que esto no ocurra, tómate el tiempo necesario para reflexionar y analizar lo que te motiva. No te fijes en tu entorno, cada persona es diferente y tiene unas metas distintas en la vida. Para algunos, el simple deseo de aprender y alcanzar buenas notas es suficiente para mantenerlos motivados, sin embargo, para otros, les motiva aumentar sus conocimientos o prácticas en una materia concreta o superar algún obstáculo concreto con esa asignatura atragantada, o incluso cambiar de titulación o estudiar en una institución concreta.

Sea como sea, lo que te motive no es realmente importante; lo importante es entender tu motivación y usarla en tu beneficio para ayudarte a superar épocas difíciles.

Organízate y prioriza tus tareas

Lo mejor para ello es tener tu agenda o calendario muy a mano. Haz una lista diaria de lo que tienes que estudiar o las tareas que debes realizar. Organízate por horas lo que le dedicarás a cada materia y ten a mano los materiales que vas a necesitar para ello.

Establece en las tareas un orden de prioridades. Si llevas una asignatura peor o te cuesta más estudiarla, ponte a ello antes que con las demás. O por el contrario, ten en cuenta las fechas de entregas o exámenes para establecerte con qué tarea debes ponerte antes. No tengas en cuenta cómo van tus compañeros. Lo que para uno puede resultar complejo, para otro es más fácil. Márcate tu propia agenda y calendario de tareas.

No esperes a que las cosas sucedan ni a que se den las condiciones más favorables o a que la inspiración te ilumine; sé el arquitecto de tu propia vida y da pasos constantes hacia tu meta. Estos han sido sólo algunos consejos o recomendaciones para poder alcanzar tus objetivos académicos en 2017, pero sin duda, el futuro está en tus manos. En Formación Universitaria estamos para ayudarte y asesorarte en tu camino profesional, pero la motivación y la constancia es fundamental en ti mismo. Ya verás como la recompensa… ¡será mayor!