pequeñas empresas

Cerca del 15% de desempleados que ha habido en España en 2018 superaban los 50 años de edad. Sin embargo, estos datos no deberían ser signo de frustración, pues a esa edad encontrar trabajo es posible pero siempre hay que tener en cuenta algunas claves importante. La vida laboral y profesional ha cambiado y adaptarse a estos cambios es fundamental, sobre todo a ciertas edades.

FU-EMPLEO-50-TAMAÑO-WEB

Elige las pequeñas empresas

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan las personas que buscan trabajo, y más aún a partir de los 50 años, es ¿dónde quiero trabajar? Los expertos recomiendan a partir de esta edad buscar en las empresas más pequeñas del sector que te interese o del que estés cualificado. Este tipo de empresas suelen contar con menos recursos que las grandes empresas para anunciar empleo, e incluso son microempresas que no tienen departamento específico de recursos humanos.

¿Qué destacar en mi CV?

Sí, a estas alturas a ninguna empresa le interesa saber si terminaste el instituto en 1965 o 1971. Si buscas empleo con 50 años o más, seguramente tu Currículum Vitae necesite un cambio drástico. Hay 3 claves que no deben faltar: la edad (nunca la ocultes), la experiencia laboral de los últimos 10 años (no de toda tu vida) y una actualización en idiomas e informática. En el segundo punto es fundamental centrarte en los últimos 10 o 15 de carrera profesional, pero siempre destacando tus proyectos o puestos que ocupabas más destacados.

Las Redes Sociales, cada vez con más peso para encontrar trabajo

Si eres de los que crees que las Redes Sociales es exclusivamente para jóvenes, ¡estás muy equivocado! De todas, LinkedIn es la Red Social por excelencia para encontrar empleo y en el que se ayudan muchas empresas para ofrecer puestos de trabajo que no suelen publicar en otras páginas de ofertas de empleo.

Tu perfil en LinkedIn es tu mejor carta de presentación, por lo que la imagen y la información que ofrezcas debe ser lo más completa posible. Piensa en si fueras jefe y qué buscarías en un posible candidato. El titular profesional y el extracto son los dos elementos principales en los que se fijarán los responsables del departamento de Recursos Humanos de las empresas que buscan candidatos. El titular profesional debe ser aquel puesto por el que realmente querrías ser contratado: comercial, diseñador, publicista… pero nunca establezcas como titular: “En búsqueda activa de empleo”. Un error que pasará de largo para muchos reclutadores.

Y, por supuesto, no seas inactivo en LinkedIn. Comparte noticias e información de interés del sector que más te interese. Tanto en esta Red Social como en otras: Facebook, Twitter,… es conveniente que sigas a empresas o personas relacionadas con las compañías que te interesan e interactúes con algunas de sus publicaciones.

 

Hacer que la veteranía sea una virtud es cuestión de actitud. Buscar trabajo es una tarea compleja y que lleva su tiempo, más aún cuando tienes los 50. Pero recuerda, ¡no es imposible!